A La Baja La Tradición De La Venta De Hierbas En El Domingo De Ramos

Jalpa, Zacatecas.- En toda la etapa de la considerada  época moderna del hombre, la iglesia católica ha promovido la existencia de  la tradición de portar palmas en el Domingo de Ramos, recordar que este espacio sirve para refrendar el amor por el divino, ya que con este rito la feligresía recuerda la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén. Sin embargo en Jalpa y otros municipios de la zona,  la fecha y el rito prevalecen, yéndose a la baja los vendedores de hierbas que solamente un día al año se instalan para poner a la venta estos herbajes.

Para nadie es desconocida la existencia de cientos de especies de palmas, sin embargo la que se vende en esta fecha  se llama o pertenece a la familia de la palma de cera (Ceroxylon quindiuense) y suele crecer en climas tropicales o subtropicales, según www.aciprensa.com esta misma fuente cita que el proceso para obtener las hojas de palma puede tomar todo un año, puesto que los productores las cosechan, cortan y preparan para la celebración.

En un recorrido hecho por el espacio frente a la parroquia de Jalpa donde año con año se instalan vendedores de “verdes”, estos confirmaron que las hierbas más vendidas son Manzanilla, laurel, ruda y palmas son lo más solicitado, son productos que solo en esta temporada se ponen a la venta, en el caso de Jalpa, antes la calle frente a la parroquia se invadía de vendedores, hoy son muy pocos los vendedores, la razón dijo José “N” es que la gente consume menos.

Los productos chinos y la falta de conocimiento de la tradición, desde como se teje la palma, la simbología son factores para que se afecte la tradición, los costos de un –ramo- van desde los 10 hasta los 30 pesos, yo imagino dijo Lorena, una Señora del barrio del Carmen, la falta de heredar las tradiciones ha hecho que los jóvenes de hoy no se interesen en esta bonita tradición, en la zona se acostumbraba que una pareja compraba  el ramo, los tejían y lo llevan a bendecir, mientras que las hierbas, son compradas en fresco, se secan en casa y guardan para utilizarse principalmente en comida o como remedios, la costumbre sigue viva, pero no crece.

En el caso de Jalpa, los puestos instalados no superan los 20, unos “comerciantes” incluso algunos muy pequeños,  la gente viene de otros estados y  varios son de la sierra, la palma la traen de la costa o de viveros especializados de Guadalajara, lo cierto es que la tradición sigue viva, pero lamentablemente va a menos, y eso se demuestra por el número de vendedores de hierba que cada vez son menos.

 

 

397 total views, 3 views today

Comparte esto:

Comentarios