De hipocresías partidarias.

Con motivo de los recientes acontecimientos catastróficos que tuvieron lugar en nuestra República, es decir, los terremotos, inundaciones y demás debacles naturales y artificiales, habrá que puntualizar que si hubo algún tipo de instituciones que estuvieron ausentes (en todos los sentidos), lejanas (en todos los sentidos) y quién sabe dónde carajos, esas fueron los mal llamados partidos políticos. Se quedaron mudos, pues.

Read more

De miserias humanas y desastres naturales.

Los momentos críticos siempre han sido espacios adecuados para la reflexión. La muerte de un padre, de un hijo, en general de un ser amado, la pérdida de un bien material valioso o los desastres naturales que ocasionan pérdidas inenarrables son detonadores de las sinapsis neuronales que llaman a la introspección de las profundidades filosóficas de la existencia misma. A decir de las popularidades: la vida se va moldeando con los fregadazos casi cotidianos.

Read more

Del congelamiento de cuentas bancarias.

Ha sido una práctica inconstitucional, común y recurrente el que las autoridades hacendarias de éste país congelen sin ton ni son cuentas bancarias de gente presumiblemente decente, pero señalada con el dedo flamígero como indecente, sin indicios claros ni pruebas contundentes de su pertenencia a las catacumbas infernales en donde pretenden ubicarlos para no sacarlos de allí hasta el final de los finales de este mundo ya sin retorno hacia ese mismo abismo que pretenden vetar. De verdad.

Read more