DICEN QUE DIOS DICE…….

     EL RECREO

Dicen que Dios dice “Ayúdate  que yo te ayudaré” y eso es queda como anillo al dedo a los gobiernos estales y municipales cuando esperan que la Guardia Nacional resuelva la inseguridad en sus respectivos territorios,  estados como el de Zacatecas  están atados de manos porque su institucionalidad tiene muchas fugas por donde se derrama el dinero público a la manera que se desperdicia el agua cuando la red subterránea tiene muchas tantas fugas que de nada sirve que el aumente el suministro del líquido porque igual se desperdicia. La corrupción ha sido determinante para hacer de nuestro estado expulsor de alto porcentaje de jóvenes de todos los niveles económicos en dónde se ven obligados a salir del territorio en busca de empleo lo mismo  analfabetas que los que cursan estudios de posgrado.

El gobierno del estado  muestra  prisa porque venga la Guardia Nacional en idéntica actitud dependiente  del pasado.  Zacatecas inició su espectacular endeudamiento pretextando  invertir en instalaciones militares en Jalpa y Fresnillo,  tuvimos la estancia prolongada de marinos instalados en  gimnasio  Fresnillense  y a la policía federal  hospedada en conocido hotel capitalino todo con cargo al presupuesto del estado,

 En los dos sexenios locales la fuerza federal se hizo presente y los zacatecanos no recuperamos los niveles de seguridad anteriores ni mejoramos la respuesta local

                                    ¿PROVOCACIÓN, ADVERTENCIA, CASUALIDAD?

El Fiscal General del Estado debe tomar nota de lo sucedido el 12 del agonizante Abril,  el sitio y el momento elegidos para asesinar a la estudiante de Derecho  es un mensaje provocador al estilo de las mafias, matan a una joven bajo custodia policial en el preciso momento en que el fiscal atendía asuntos académicos y con su cuerpo de seguridad presente, si el homicida es un ex agente ministerial que sostenía una tormentosa relación con la joven, se supone que pudo cazarla en un lugar privado  sin riesgo de enfrentar a ex compañeros armados, lo mínimo que se puede decir es que los asignados a la custodia de la joven y los responsables de la seguridad del Fiscal no pasaron la prueba de los hechos.

 Después del asesinato, la policía dio una muestra más de lo lejos que están de merecer confianza al  matar al joven Marcos García en un episodio oscuro donde la única certeza es que  policías  mataron a un joven al someterlo y pasárseles la mano.

La prueba mayor de la profunda crisis moral en que se debate el aparato de seguridad del estado de Zacatecas se produjo por la mañana de ese mismo día cuando cayó asesinado  el abogado Juan Manuel Rodríguez González, que en el mes de Junio del 2018 brindo asistencia legal a una madre de un adolescente ejecutado que se armó de valor para señalar que un instructor extranjero de la Secretaría de Seguridad Pública apodado el “Colombiano” irrumpió  al mando de varios elementos por la fuerza a su humilde llevándose a su hijo, que aparecería salvajemente asesinado poco después en una comunidad de  Ojocaliente

Tenemos derecho a saber si el acusado es culpable o inocente, si es prófugo de la justicia o qué onda

   (Según el decir de varios agentes policíacos”  al “Colombiano” se le dicta orden de aprehensión y “a lo mejor lo dieron de baja para taparle el ojo al macho” porque el “fugitivo” se traslada, por el rumbo del Sureste,  en una Suburban negra blindada acompañado de   patrullas  de esas que cuando las requisan mandan  boletín diciendo que son vehículos clonados y colorín colorado

¿Acaso tiene información comprometedora este instructor?  Esa pregunta resuena en las catacumbas de la burocracia policial

                      PARALIZADOS

Perdemos el tiempo si buscamos culpas individuales y no partimos de que la impotencia local es efecto acumulado de decisiones y omisiones en las que concurren varios periodos gubernamentales y municipales. La corrupción es inercial y circula por las arterias del sistema.

 Los pleitos entre sindicaturas y presidencias, cabildos y contralorías  se salen de control por la atrofia de las instancias que debieran fungir como garantes de la legalidad, se falsifican firmas impunemente, se corre personal sin respeto a procedimientos impunemente, se desconoce al “incomodo” cuyo cargo también emanó de las urnas impunemente, un gobierno municipal así jamás cumple  con la función de primera línea de nuestra seguridad

Zacatecas es un estado muy dañado por sus grupos sexenales tanto cuando se pelean como cuando se ponen de acuerdo porque en ninguno de los casos actúan guiados por principios, menos por el interés general.

 Cínicamente ostentan que tienen intereses, no convicciones, por eso transitan de una ideología a otra, de un sexenio a otro, por eso no se notan cambios cuando se hace del gobierno un partido distinto

 Nos encontramos el jueves en el Recreo

@luismedinalizalde

luismedinalizalde@gmail.com

624 total views, 1 views today

Comparte esto:

Comentarios