Migración en Zacatecas

No es una novedad la gran cantidad de ciudadanos que presenta el estado de Zacatecas en materia de migración, esta actividad lo coloca en un segundo sitio a nivel nacional, sólo por debajo del Estado de Morelia. Una realidad que viven cotidianamente los zacatecanos desde el Porfiriato pues siendo un estado cuya capital se funda bajo una estructura económica básicamente minera, no es casual que el inicio de esta situación migratoria surgiera precisamente con la introducción de nuevas tecnologías a la explotación minera causando una considerable reducción de empleo. Comenzando así un intercambio de fuerza laboral, principalmente con nuestro vecino del norte.

La situación social y económica que se da en el país a causa del movimiento revolucionario en los primeros años provoca la paralización del sector minero, generando huelgas y saqueos que terminan por afectar también a la ganadería, agricultura y comercio. Surgiendo con ello en el estado una nueva etapa de gran migración. Con la implementación de la Ley Agraria de 1917 se generan en la agricultura las condiciones necesaria para que la población logre un asentamiento más seguro dando como consecuencia el retorno de migrantes procedentes de Estados Unidos. Este periodo de estabilidad llega hasta 1950 al implementarse la Reforma Agraria que dio origen a los ejidos.

Nuevamente la economía se vio afectada por esta reforma ya que la estructura económica del estado se ha caracterizado por el desarrollo de diversas actividades de subsistencia, principalmente la minería, la agricultura y la ganadería; pero el modelo exportador de la economía mexicana no la benefició pues es una estructura que no evoluciona hacia la industrialización de sus productos y eso disminuye la capacidad de absorción de fuerza laboral.

Es por ello que la gente de nuestro Estado se ha visto a través de los años en la imperiosa necesidad de buscar mejorar su estatus de vida fuera de su estado o, lo que es más, fuera del país, pues el ingreso de los hogares zacatecanos es de los más bajos del país, para ser exactos, el 6º más bajo de las 32 entidades.

Pero gracias a las remesas la pobreza y la marginación se han reducido considerablemente, gran parte de ese capital se ha invertido en diversos proyectos sociales para sus comunidades, se ha utilizado en los servicios de agua potable, drenaje, pavimentación de calles, electricidad, educación y salud, entre otros, y también se ha dirigido a la inversión de proyectos ecoturísticos, construcción y desazolve de presas.

Sin embargo, el panorama migratorio actual se muestra crítico, principalmente hacia los Estados Unidos, pues la economía estadounidense a reducido considerablemente la demanda de mano de obra. Familias enteras han regresado a sus lugares de origen y, aunque el fenómeno de la migración sigue siendo muy alto en el sector de los jóvenes de entre 15 y 24 años, se ha dado un fuerte impacto en la recuperación poblacional dando muestras de excedentes de población en algunos grupos como niños y adultos mayores.

Después de estudiar a fondo las diversas situaciones por las que nuestro país ha pasado los últimos años, el actual Gobierno Federal, que encabeza esta cuarta transformación, se dio a la tarea de proponer diversos proyectos que se han plasmado en sus 25 puntos prioritarios y de los cuales se han desprendido varios programas sociales para mejorar, entre muchas otras, la situación en materia de migración. Pero para que estos programas consigan ser el éxito que se espera, va a ser necesario aprovecharlos al 100 %.

 

 

421 total views, 1 views today

Comparte esto:

Comentarios