NO ES FALTA DE CARIÑO

EL RECREO

Es bien sabido que  hasta los más desalmados delincuentes, capaces de las más feroces atrocidades, son capaces de amar a sus hijos, a sus padres y hermanos, a algún amigo y a la pareja, etcétera. Emilio Lozoya Austin, ex director de Pemex,  y Carlos Romero Deschamps parecen ser la excepción, pues el viacrucis por el que pasan algunos de sus  respectivos seres queridos se origina en la falta de cuidado operativo en sus presuntas maniobras financieras ilícitas que hoy son objeto de procedimiento judicial ¿Se sentirá culpable Lozoya por la detención en Alemania de su señora madre, la persecución internacional de que son objeto, además de él mismo, su hermana y su esposa? ¿Se dará de golpes contra la pared por no haber ideado un modo de delinquir que dejará fuera a “sus mujeres amadas”? ¿Cómo se sentirá el líder petrolero al saber que sus hijos, hermana, cuñado y sobrinos están en el ojo del huracán después de 26 años de disfrutar la vida con cargo a las finanzas de Pemex?

Cuando uno se entera de los pormenores de cada caso se percata de que ambos ex -poderosos actuaron con desenfado, como si la suerte de sus familiares no les importara, o como si sintieran que algún poderoso amuleto les preservaría del destino que se les vino encima.  Ahora se estarán dando de topes en la pared al percatarse que pudieron hacer las cosas de modo diferente, que no tenían porque “embarrar” a sus seres queridos de forma tan burda, pero no hay que equivocarse, lo que ambos personajes hicieron con sus familiares  lo han hecho y lo hacen todavía muchos protagonistas de corrupción en la esfera pública, familiares aviadores y prestanombres son moneda corriente en la vida pública mexicana ¿Acaso no ha trascendido la buena suerte de la suegra del “bronco” que gobierna Nuevo León? ¿Recuerda usted que a Raúl Salinas De Gortari le decían “Míster diez por ciento?

                   LES VALIÓ MADRES LA MADRE

México entró a una etapa de total desenfreno cuando los familiares se encaraman los parientes cercanos, son los que más fácilmente lucran con el acceso al gobernante, consiguen audiencia mediante pago al contado, gestionan contratos de obra, compras y pagos a tiempo, despiden y contratan personal sin estar facultados para ello.

Zacatecas tiene una larga historia que contar a ese respecto.

Lo que es la vida, el Chapo Guzmán tuvo la habilidad de no “embarrar a su amada Ema Coronel al grado de que la dejó en condiciones de explotar comercialmente su leyenda como marca registrada en ropa de diseño, La señora Loera de Guzmán deberá agradecer a sus hijos delincuentes que nunca la comprometieran en sus actividades, algo que nunca podrá decir la señora Gilda Margarita Austin de Lozoya del cara dura de su hijo.

No es falta de cariño, las quiere con el alma, estoy seguro, Pero Lozoya Austin nunca imaginó que algún día su señora madre, ya detenida en Alemania con fines de extradición, su esposa y su hermana andarían a salto de mata, con mucho dinero pero sin libertad para gastarlo como quisieran ¿y Porque nunca lo imaginó?

Porque le pasó lo que a Juan Collado, se confió en que no pasaba nada y sí pasó.

Hay una camada de individuos que incurrieron (o incurren)  en delitos de corrupción cuya creencia de que “No pasa nada” los llevó a descuidarse al grado de otorgarles un papel activo en su corrupción a seres por los que harían el máximo sacrificio por su bienestar, tal camada ha ocupado posiciones de poder en municipios, estados y federación enriqueciéndose al margen de la ley, se trata de delincuentes de saco y corbata que traicionan su encomienda pública en aras de sus apetitos privados. Esta camada es contemporánea de otra que también tiene apetitos privados pero no encomienda pública y que a diferencia de los primeros, cuida con más eficacia a sus respectivos seres queridos.

El Presidente de la República ha puesto en práctica una política de abatimiento de la impunidad que ya tiene varios episodios, militares de alta graduación están vinculados a proceso por huachicoleo, empresarios de ligas mayores, líderes sindicales de inmenso e ilegítimo poder, evasores fiscales de gran envergadura y extorsionadores mediáticos están constatando que no era vana promesa de campaña la erradicación de la corrupción de “arriba hacia abajo”.

Estado por estado, municipio por municipio, la corrupción se practica a la vista de los  atentos a la vida pública, vivimos una etapa dónde la confianza cínica ya no tiene razón de ser, los que no lo adviertan a tiempo seguirán como siempre, mintiendo, robando, haciendo política tradicional.

Será amargo su despertar ….en familia.

Nos encontramos el lunes en Recreo.

@luismedinalizalde  luismedinalizalde@gmail.com

543 total views, 1 views today

Comparte esto:

Comentarios