¿Cómo pacificar al país?

Comparte esto:

El viernes pasado estuvo en Guadalupe, Zacatecas la exministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Olga Sánchez Cordero, para impartir la conferencia denominada “Justicia y Buen Gobierno”.

Por si no lo sabían, los que me están escuchando, Olga Sánchez Cordero será la próxima Secretaria de Gobernación a partir del día 1º de diciembre si Andrés Manuel López Obrador se alza con la victoria electoral el próximo 1º de julio.

Acompañada de los candidatos Julio César Chávez Padilla y Ulises Mejía, dos jóvenes brillantes que en este momento se encuentran con una ventaja superior a los 15 puntos en las encuestas sobre su más cercano competidor; la ministra en retiro durante su intervención abordó temas como la amnistía y la despenalización de la mariguana e incluso la amapola.

Destacó que hay que fortalecer los programas de prevención antes que el castigo para combatir la violencia y la inseguridad. Fue categórica al decir que la violencia genera más violencia, por eso como medida estructural propone la reconstrucción del desvencijado tejido social.

“Tenemos que hacer una revolución… pacífica y moral de la sociedad y las instituciones”, sólo así, dijo la ex ministra, se podremos acabar con la impunidad y la corrupción.

Sobre la despenalización de las drogas, para uso medicinal e incluso lúdico, dijo que será una de las estrategias más importantes para resolver el tema de la inseguridad y la ola de violencia que afectan a todo el país, todo con la participación de la ciudadanía en sus distintas modalidades.

Al referirse al polémico tema de la amnistía fue muy clara al decir que no habrá amnistía para violadores, para secuestradores, para asesinos y para los tratantes. Fue enfática al afirmar que las víctimas “serán prioridad del gobierno que encabezará Andrés Manuel López Obrador”.

Recuperar la gobernabilidad e implantar el Estado de Derecho para todos, se vuelve necesario hablar de la justicia transicional, a eso se refiere la propuesta de amnistía de Andrés Manuel López Obrador.

Puntualizó que, “cuando hay conflicto, violencia y descomposición social; como la que se tiene actualmente, con más de 240 mil muertos en dos sexenios y una cantidad indeterminada de personas desaparecidas; ya sea por la trata, los feminicidios, los ajustes de cuentas, los secuestros, las extorsiones; hay que encontrar la salida vía la justicia transicional, que significa fortalecer las instituciones, el Estado de Derecho y la Gobernabilidad completamente extraviados hoy en muchas regiones del país y casi en la totalidad de las entidades federativas”.

La amnistía es una herramienta más y no la única en una justicia transitoria, “la cual ha dado buenos resultados en todo el mundo, después de guerras civiles, de guerras religiosas, de la Segunda Guerra Mundial”.

Actualmente según expuso la exministra, en el crimen organizado se emplean más de 600 mil mexicanos; yo me atrevo a afirmar que es más del millón, fundamentalmente jóvenes que han tomado esa decisión por falta de oportunidades dentro de la ley.

Olga Sánchez preguntó, “¿qué hacemos con esa enorme cantidad de jóvenes, de campesinos, los metemos a todos a la cárcel? o les ofrecemos una salida digna dentro del marco de la ley”. Es ahí donde se requiere hablar de amnistía, misma que como ya se dijo no se aplicará ni a todos ni en todo.

Eventos como éste, amigos radioescuchas, independientemente de los partidos y las coaliciones, fortalecen la democracia local y nacional, promueven la participación ciudadana, e incentivan el debate de ideas con respeto mutuo dentro de las naturales diferencias.

Ojalá que independientemente de quien gane la Presidencia de la República, a partir del día 2 de julio, se trabaje en la construcción de un Proyecto de Nación incluyente y transversal, en el que sea México y su gente el eje central del Plan de Nación con miras a una estrategia a largo plazo y no solamente a seis años. Esa será la verdadera transformación que todos queremos.

856 total views, 1 views today

Comparte esto:

Comentarios