EL PRESIDENTE PIDE AYUDA

Comparte esto:

El valor de la honestidad es universal, ninguna ideología o partido político se puede apropiar en exclusiva del mismo, es vigente en el núcleo familiar y en todos las profesiones y oficios. López Obrador tuvo el acierto de convertir el valor de la honestidad en el eje rector de la #Cuarta Transformación y con ello se hace de una base social amplía, dinámica y contradictoria. El valor de la honestidad en todos los tiempos genera reconocimiento, orgullo, signo de distinción moral y la deshonestidad es estigma cargado de desprecio oculto o manifiesto. No mentir, no robar, no traicionar al pueblo es eje de la conducta pública según su pensamiento, por eso, los que esperaban una respuesta condenatoria a la rueda de prensa de 20 diputados federales de Morena del jueves 5 del mes y año que corren se equivocaron, los diputados que demanda a la Auditoría Federal de la Federación que los 32 “Súper delegados” que representan al Gobierno Federal sean debidamente auditados, el Presidente, en la mañanera del día siguiente manifestó su apoyo a esa propuesta, externando una frase que no debe pasar desapercibida: “Eso ayuda”

La lucha contra las causas y los efectos de la corrupción no dependen de una persona aunque sea Presidente de la República, Gobernador o Presidente municipal; colocar en esos puestos a personas honestas es indispensable pero nunca suficiente, todos los que comandan esfuerzos colectivos “necesitan ayuda” que significa participación, acción, crítica

En el primer año de gobierno los opositores han perdido su tiempo y menguado su fuerza, cada vez que descubren una corruptela o una incongruencia muestran alegría de que eso suceda, no convicción de que eso no debe suceder, los tropezones del adversario son armas las toman como armas de las que están muy necesitados aunque eso los aparte de una sociedad que busca la honestidad como indispensable remedio a sus males, son incapaces de imaginar una sociedad en que izquierdas y derechas sean honestas por definición

CONDUCTAS DE TRAICIÓN

López Obrador padece fuego amigo, como todos los grandes reformadores, hasta hora eso no le ha impedido consumar cambios que sientan las bases de una república que revalora la honestidad, pero hay quienes con su conducta hacen daño al cambio al dar material a esa oposición de principios extraviados para el golpeteo que no capitaliza pero que si fortalece a los corruptos al brindarles ocasión de desacreditar a quienes los combate, para eso cuentan con buena parte de

los medios que como al igual que en el resto de América Latina, juegan contra el cambio que les quita prebendas

La lucha contra la corrupción es titánica, los mexicanos gastamos carretadas de dinero público para cuidar el dinero público, legiones de empleados públicos en órganos contralores y auditores de los tres niveles de gobierno no han podido y si han generado parasitarias burocracias doradas, nos hemos saturado de leyes y reglamentos, pero la corrupción no cede y no cederá hasta que México camine apoyándose en una nueva estructuración del poder y en el florecimiento de la cultura de la honestidad, para allá vamos, pero hay hasta acrecentar el impulso social a favor de la honestidad como conducta normal y no sigamos proclamando ante el mundo que nos sentimos tan escasos de políticos honestos que cuando percibimos a uno que acredita serlo lo honramos por ser como es su obligación ser

La rueda de prensa de los 20 diputados federales de Morena, sumada a las múltiples denuncias que en torno a la labor de “Servidores de la Nación” que incurren en conductas reprochables habla de salud moral de los que impulsan el cambio en nuestro país; Si incurrieran en silencios cómplices por conveniencia personal estarían colaborando con el fracaso de la #Cuarta Transformación que tanto buscan. No hay causa grande sin traidores a la misma, no hay peor daño que ignorar que el trigo y la cizaña crecen juntos, la Iglesia católica, no obstante su milenaria sabiduría política ha visto debilitada su influencia por sus silencios ante la pederastia en sus filas y ante la opción preferencial por las élites de algunos de sus obispos y sacerdotes

AYUDÉMONOS

López Obrador sabe que se daría un balazo en el pié si usa dinero público o potencial de represalia para prohibir a los medios de comunicación decir verdades, el engaño siempre termina en auto engaño, cuando saluda el pronunciamiento de sus diputados correligionarios que demandan sendas auditorías a los Súper Delegados está pidiendo ayuda, cuando respeta irrestrictamente la libertad de los medios de comunicación está pidiendo ayuda

Me identifico con los que desde Morena o la oposición, como servidores públicos o ciudadanos, denuncian fundadamente la deshonestidad pública

Es por México

Nos encontramos el jueves en Recreo

@luismedinalizalde luismedinalizalde@gmail.com

669 total views, 1 views today

Comparte esto:

Comentarios