Catastrófica Dependencia

Del arresto del General Cienfuegos en los Estados Unidos, los errores históricos del gobierno local ante el desafío de desbordada delincuencia organizada que lleva más de una década de mantener la iniciativa en el territorio. Uno de esos errores que generó impotencia en las instituciones locales es la omisión de responsabilidades propias manifestadas en variadas formas, una muy cuestionable es la de dejar en la indefensión a quienes fueron víctimas de violaciones de sus derechos humanos de parte de militares, como fue el sonado caso en Villa De Coss o la cruenta masacre de secuestrados en Calera, para citar solo los casos más representativos. La dimensión de la apuesta a que las fuerzas armadas nos sacaran las castañas del fuego lo da el origen del enorme endeudamiento público aprobado por el Congreso local, pues la justificación del mismo fue la pertinencia de la construcción de instalaciones militares en Jalpa y en Fresnillo.

No solo el gobierno adjudicó a los militares el potencial redentor atribuido a militares, los medios de comunicación y la ciudadanía en general reprobaron las voces en contra de la apuesta a la radicalización de la militarización de la seguridad pública en contradicción a lo en esos momentos previsto por la Constitución y las leyes (El gobierno de López Obrador promovió reformas a ese respecto)

Lo extremo de esa claudicación se puso de relieve cuando el Gobernador Alejandro Tello solicitó al ahora arrestado por vínculos con el narcotráfico General Salvador Cienfuegos le propusiera a un hombre de sus confianzas para designarlo Secretario de Seguridad Pública de su gobierno, siendo ungido como tal el General Carlos Froilán Cruz que no pudo permanecer en el cargo por los severos cuestionamientos a su labor en el seno de la pasada legislatura local

Existe una diferencia clave entre los casos de Edgar Veytia, ex procurador de Nayarit, Genaro García Luna y Salvador Cienfuegos y los capos del narcotráfico procesados por la justicia de Estados Unidos, los tres mencionados además de delinquir desde la función pública según sus acusadores, son detenidos en territorio norteamericano, los capos fueron extraditados.

Desde el asesinato del agenta de la DEA Enrique Camarena el gobierno mexicano cedió a las presiones para otorgar libertad para indagar y operar a los organismos de inteligencia gringos y desde que Fox gobernó hasta Peña Nieto tuvieron las puertas abiertas para acumular información, como demuestran las miles de grabaciones telefónicas e intercepciones de mensajes que documentan la posición de las fiscalía en cada caso, complementada con los testigos protegidos

¿ ZACATECAS ESPERA TURNO?

Iván Velázquez, apodado “El Cincuenta” es el primer capo de alto rango que habiéndose instalado en Zacatecas fue extraditado a los Estados Unidos en donde adquirió el status de testigo protegido, siendo de presumir que parte importante de la información que aportó a cambio, revela el entretejido del crimen organizado con zacatecanos, pues no hay entidad en dónde se aposenten los cárteles sin colaboración activa y pasiva de agentes gubernamentales de distinto rango y función, seguir sin poner la mirada en los indicios de nexos entre políticos, personajes de la iniciativa privada y delincuentes en Zacatecas y sin depurar los cuerpos policíacos, es exponer al estado a la captura total y conmociones desestabilizadoras

La apuesta por militares es la apuesta por los más aptos en el empleo de la violencia del estado contra la delincuencia en la que caemos cuando nos sentimos rebasados, por eso en muchas regiones reciben con alivio la presencia de Ejército, Marina y Guardia Nacional, pero concentrarse en la contención es como sacar agua de la lancha sin tapar el hoyo por dónde entra, el error local se expresa en el perfil de titulares de Seguridad Pública más cercanos a jefes de la Policía Estatal Preventiva que al universo propio de la seguridad pública que incluye prevención en sentido amplio y política efectiva de reinserción del delincuente, ambos renglones precariamente atendidos

VEÁMONOS EN EL ESPEJO

Si Veytia, García Luna y Cienfuegos traicionaron a sus respectivos jefes (suponiendo que no sean parte consciente) es por el vació que dejan los gobernantes cuando delegan todo, no solo el cumplimiento de las decisiones, error reiterado en Zacatecas

La aptitud se adquiere cuando la actitud se tiene, el próximo gobernador y los próximos presidentes municipales deberán entrarle al toro o no estorbar y hacerse a un lado. Vienen tiempos muy complicados y no nos llevarán a buen puerto los políticos incapaces de concebir soluciones nuevas y acostumbrados a hacer depender su eficacia del dinero

¿Alguien sueña con reactivación económica sin eliminar las fugas de dinero públicos abiertas por tantos años de corrupción?

¿Se puede lograr éxito económico con la impunidad reinante?

Veces hay en que eludir es traicionar

Nos encontramos el jueves en Recreo luismedinalizalde@gmail.com -@luismedinalizalde