Sin Festejos, Pero En El Corazón De Miles El Señor De Los Rayos

 

Temastián, Jalisco.- ¿Y porqué se le llama Señor de los Rayos, quien le puso?, preguntó un infante quien era la primera vez que visitaba al Señor de los Rayos. La respuesta, basada en las más antiguas leyendas, es la que cuenta, que en una ocasión al Cristo crucificado le cayó un rayo que no lo dañó y lo que es más, en esa zona que era muy socorrida por estos “truenos” a partir de que este le cayó al santo y no daño, estos fenómenos se alejaron, de ahí el nombre.

No fuimos a la peregrinación como siempre lo hacemos dijo Aurelio Ramírez Landin, creador de pirotecnia en Tabasco, Zacatecas y asiduo feligrés y seguidor de este santo, que del 9 al 12 de enero es festejado, siendo hoy el día grande de su fiesta.

Una vista al Señor de los Rayos, es una obligación para muchos, se cuentan en miles, los seguidores que para estas fechas visitan este centro de peregrinaje ubicado en Temastián, Jalisco, aquí yace un Santuario, erigido al Señor de los Rayos, cuyas características del templo y del santo atraen a multitudes de peregrinos, de la zona y de todo el centro de la república mexicana, hoy por indicaciones de la arquidiócesis de Guadalajara, la sugerencia fue suspender las festividades.

Lamentablemente para los ambulantes, quienes todo el año se preparan con entusiasmo para tener buenas ventas, hoy tuvieron que suspender su vendimia y socorrerse solo con las visitas previas a la fecha, al señor de los rayos.

Desde Teocaltiche y varias partes de los altos de Jalisco, es decir del otro extremo del este grandísimo estado vecino de Zacatecas, decenas de cientos, seguidos por fieles de los caños de Juchipila y Tlaltenango, abarrotan con su presencia en esta fecha dicho santuario, de este dador de tantos milagros, el Sr. De los Rayos, quien hoy festeja su día grande.

Desde aquella región de los altos, parten caravanas de gente a pie, mismas que aumentan al irse sumando feligreses por todo el camino, es esa travesía para muchos de más de una semana, gentes que caminan con un estandarte al frente del Señor de los Rayos y que lo hacen solo para agradecer un favor, pasado o futuro.

Hoy Temastián, este rincón del extremo noreste de Jalisco, en las inmediaciones del municipio de Totatiche, sede de este centro de peregrinaje donde se venera al Señor de los Rayos, lució materialmente sólo, pero vivo en el corazón de miles de seguidores y feligreses que cada año lo visitan en este aniversario este centro de culto.