CAM, 77 años de dar a Zacatecas los mejores profesores de educación secundaria  

  • Formamos alumnos que aprendan a pensar y a tomar decisiones: Jiménez Contreras 
  • Actualmente atiende a 345 alumnos en nueve licenciaturas y posgrados 

 

Guadalupe, Zac.- A lo largo de 77 años, el Centro de Actualización del Magisterio (CAM) de Zacatecas se ha posicionado como una de las instituciones formadoras de maestros más importantes, no sólo a nivel local, sino nacional.

Desde su inicio, vino a concretar en el estado la formación de profesores para educación básica, específicamente secundaria, en atención a las necesidades de los diferentes contextos del sistema educativo del país.

En este trayecto, la institución ha cambiado de nombre un sinnúmero de veces, pero nunca su objetivo, “formar alumnos con competencias diferentes, que aprendan a pensar, que aprendan a tomar decisiones y que sepan enfrentar los retos de la sociedad moderna”, como lo dice el maestro José Honorio Jiménez Contreras, director de esta escuela.

 Un poco de su historia 

En un contexto histórico post-revolucionario, las necesidades educativas en el país eran muchas, sobre todo en el medio rural.

Ante esta situación, el estado amplió la cobertura educativa contratando a personas, que apenas sabían leer y escribir, para dar clases en comunidades alejadas, como parte de las llamadas “misiones culturales”.

Es cuando surge la necesidad de capacitar al personal que no contaba con un título como docente, y el 24 de diciembre de 1944 se decreta la formación del Instituto Federal de Capacitación del Magisterio (IFCM), entrando en funciones en Zacatecas el 15 de abril de 1945, recapitulan los docentes Carlos Rodríguez y Marco Antonio Sánchez.

El IFCM fue la primera institución que ofreció la modalidad de estudio abierta, aunque no le llamaban así, sino “por correspondencia”, pues atendía las necesidades de los profesores a distancia.

El proyecto se consolidó de tal forma que, en la década de los 60, se creó en Zacatecas la Agencia Coordinadora Regional para que el profesor fuera atendido en su lugar de origen, y continuó con este espiral de cambios y adaptaciones. En noviembre de 1992 recibió su nombre actual: Centro de Actualización del Magisterio.

“Hoy, el CAM es más que un centro de actualización, somos una institución formadora de docentes con un área de posgrado muy fortalecida; dos maestrías y próximamente un doctorado, con un impacto y un compromiso social cumplido con creces”, puntualiza el maestro Marco Antonio Sánchez.

 La esencia del CAM y su formación humanista 

“La esencia del CAM está en la formación de docentes que van a desempeñarse en la educación básica; nuestro impacto está en las escuelas secundarias”, expresa la maestra Hortensia Hernández Ríos, ex directora y pionera del CAM.

Considera que el proceso evolutivo de la institución da cuenta de su crecimiento y posicionamiento en la sociedad zacatecana.

Para mí, dice, uno de los mejores logros del CAM es que “los egresados están dejando buena huella en un espacio que necesita especial atención, porque, en el contexto social que nos está tocando vivir, se requiere de toda la energía y enfoque”.

Logros alcanzados  

Actualmente, el CAM cuenta con una planta docente de 64 profesores, 25 administrativos y 345 alumnos. Forma a licenciados en matemáticas, español, geografía, física, química, inglés, biología e historia; y posgrados en Intervención para el Desarrollo y Educación Histórica.

Jorge Castañeda, subdirector académico, considera que un logro académico más importante de esta escuela es que fue uno de los primeros Centros de Actualización del Magisterio que se incorporó a los programas federales, propios para escuelas normales.

26 docentes han obtenido el Reconocimiento al Perfil Deseable, distinción que se otorga a profesores que realizan diversas tareas, además de la docencia, como investigación, tutorías, asesorías y gestión institucional. Asimismo, cinco docentes pertenecen al Sistema Nacional de Investigadores (SNI).

Actualmente, cuentan con el registro de nueve cuerpos académicos y cinco de sus nueve programas educativos están acreditados por los Comités Interinstitucionales para la Evaluación de la Educación Superior (CIEES).

 El futuro del CAM 

Para Honorio Jiménez Contreras, quien por segunda vez dirige los destinos de esta institución, el CAM tiene un reto muy grande: fortalecer la formación inicial para profesores de secundaria, con un sistema de investigación de posgrado, así como lograr una formación permanente de maestros.

A lo largo de su existencia en la sociedad zacatecana, el CAM ha dado muestra no sólo de profesionalismo, sino de tener visión a futuro, “no queremos ser una escuela normal tradicional, queremos ser un prototipo de escuela normal, donde esté presente la investigación”.

“De lograr lo que soñamos para nuestra institución, hablamos de una institución de formación de maestros tan sólida que permita reconstruir el sistema educativo nacional en secundaria”, comenta.