El INE y el sistema electoral en su conjunto funcionan y no requieren refundarse: Lorenzo Córdova

 

  • Participa en el Foro 17 “Sustitución del INE por el Instituto Nacional de Elecciones y Consultas”, en el marco del Parlamento abierto para la Reforma Electoral en la Cámara de Diputados

Más allá de un cambio de reglas o de nombre, el Instituto Nacional Electoral (INE) “no necesita refundarse, transformarse a fondo, ni mucho menos suprimirse o, peor aún, desaparecer”, afirmó el Consejero Presidente Lorenzo Córdova Vianello.

Tanto el INE como el sistema electoral en su conjunto funcionan, aunque pueden mejorarse, dijo, por lo que sugirió que “para evitar un retroceso sería muy importante preservar su autonomía constitucional, su carácter ciudadano, su Servicio Profesional Electoral, su estructura nacional y distrital que le permite un despliegue territorial importantísimo y su papel de custodia y administración del Padrón Electoral”.

En la Cámara de Diputados, al participar en el Foro 17 “Sustitución del INE por el Instituto Nacional de Elecciones y Consultas” como parte del Parlamento Abierto para la Reforma Electoral, Lorenzo Córdova ofreció a las y los diputados la colaboración del INE para allegarles toda la información que sea necesaria pues “una buena reforma parte de un buen diagnóstico y un buen diagnóstico es imposible si no hay datos ciertos”.

Ante el presidente de la Junta de Coordinación Política, Rubén Moreira; el vicecoordinador de la fracción de Partido Acción Nacional, Jorge Triana; el coordinador de Morena, Ignacio Mier; diputadas y diputados, sostuvo que una reforma electoral “no es necesaria, indispensable, ni mucho menos urgente” si se atiende la evidencia de los procesos electorales realizados en los últimos ocho años.

Lorenzo Córdova analizó el tema de la reforma con una mirada retrospectiva en la que recordó que el sistema electoral es resultado de una línea evolutiva desde la reforma de 1997 a la del 2014 “y no es producto de un solo hecho o de un episodio fortuito.”

Al participar junto con ponentes como el Magistrado Armando Maitret Hernández; el catedrático Marco Antonio Baños; el Consejero Presidente del Instituto de Elecciones y Participación Ciudadana de Chiapas, Oswaldo Chacón Rojas; el ensayista Arturo Martínez Nateras, el periodista Eduardo Huchim; el funcionario de la FEPADE, Gerardo García Marroquín; la profesora de Derecho de la Universidad de Arizona Stefanie Lindquist y el experto en materia electoral Dong Nguyen; el Presidente del INE reiteró que el sistema electoral funciona y funciona bien.

“Si no se logran los consensos para una reforma en esta legislatura, no se afectaría el funcionamiento de nuestra democracia, nuestro sistema electoral no estaría en riesgo y podríamos ir, sin duda, a las elecciones de 2023 y 2024 con las reglas que hoy tenemos que nos generan resultados legales y legítimos”, aseveró.

Comparó que mientras el IFE organizó 18 elecciones federales, el Sistema Nacional de Elecciones ha organizado 330 procesos electorales federales, locales, ordinarios, extraordinarios, de participación ciudadana, etcétera. “Y todo ello sin conflictos poselectorales graves, con litigio, sin dudas que se atendieron en los tribunales conforme a los procedimientos previstos en las leyes y, por cierto, con niveles inéditos de alternancia”.

Tres condiciones básicas de una reforma electoral

Una reforma electoral siempre será pertinente, subrayó Córdova, pero para ello deben cumplirse tres condiciones básicas: que maximice el consenso, ya que “si es aprobada por una mayoría, aun cuando se cumplan los requisitos constitucionales, es una reforma que en el futuro puede abrir un problema en donde hoy no los tenemos”.

Segundo, continuó, que se haga a partir de esta línea progresiva, gradual y evolutiva de las reformas previas y, tercero, que parta de un diagnóstico claro, cierto, objetivo, sobre el funcionamiento del sistema electoral y no a partir de opiniones subjetivas o prejuicios.

Al responder a preguntas y respuestas de las y los diputados, el Consejero Presidente del INE les señaló que la posibilidad de una reforma electoral es una oportunidad para analizar si las acciones afirmativas aprobadas por el INE y el Tribunal Electoral son pertinentes y congruentes con el marco legal, “se consoliden las que valen la pena y se corrijan las que haya que corregir”.

Se deben preservar conquistas democráticas

Toda reforma electoral debe preservar conquistas democráticas que han costado esfuerzo, trabajo e incluso vidas de mexicanas y mexicanos que se han dedicado a transitar a la democracia y que a pesar de sus diferencias convergieron en reglas irreductibles en una reforma electoral, abundó Lorenzo Córdova.

Y citó, la autonomía e independencia de los órganos electorales; el profesionalismo de la función electoral; el Padrón Electoral autónomamente gestionado; condiciones de equidad en la competencia y calidad en la representación política.

Confianza base del sistema electoral

El INE no se cierra a un replanteamiento del sistema electoral, “pero revisemos todo esto sin perder confianza que es la base del sistema electoral”, estableció Córdova.

Para simplificar costos de la autoridad electoral, recalcó, “se deben comparar peras con peras y manzanas con manzanas”, pues “nuestro sistema electoral abigarrado y sus costos son el resultado de la desconfianza endémica” y detalló que lo más caro de organizar elecciones es el trabajo de campo donde se tienen que visitar a 13 millones de ciudadanos para recibir y contar los votos; que el 30% del gasto operativo es para la credencial para votar;  de los 17 mil empleados fijos, ocho mil operan los Módulos de Atención Ciudadana  y  500 personas se dedican permanentemente a la fiscalización.

Sobre la elección de consejeras y consejeros electorales, Córdova consideró que se debe analizar la pertinencia, pues según un estudio de IDEA Internacional en 217 países, en ninguno se eligen a las autoridades electorales y se planeta “que hagan campaña, que tendrán acceso a los medios y ¿quién va a pagar los spots para tener acceso a los medios? ¿Quién va a estar detrás de eso o solamente va a poder candidatearse quien tenga dinero para cubrir los costos?”, cuestionó.

En cuanto al planteamiento de que el INEC haga la integración del Listado Nominal, El Consejero Presidente precisó que “la Constitución dice que es la integración del Padrón Electoral, “no es lo mismo el Listado Nominal deriva del Padrón Electoral y ¿Quién va a ser depositario del Padrón Electoral?”, preguntó.

Respecto a la propuesta de que el INEC no tenga una presencia desconcentrada en el país, cuestionó: “¿entonces quién va a hacer las elecciones? ¿Se van a constituir órganos temporales? ¿Dónde ponemos la profesionalización?”.

El diputado Rubén Moreira destacó que estos foros son organizados por la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados ya que han llegado 42 iniciativas de reforma electoral, incluida la presidencial y todas se analizarán.

-o0o-