Rescatan Policía Estatal y policías municipales a víctimas de extorsión en su modalidad de secuestro virtual

– A través de una llamada telefónica, se alertó a la Policía Municipal de Río Grande de la no localización de dos personas
– Tras el despliegue de Policía Estatal, Policía Municipal de Río Grande y Juan Aldama, las víctimas fueron localizadas en el interior de un hotel

Juan Aldama, Zac., 06 de septiembre de 2022.- Gracias a una oportuna denuncia ciudadana, así como al trabajo coordinado de la Policía Estatal Preventiva y de las Policías Municipales de Río Grande y Juan Aldama, dos personas que eran víctimas de extorsión, en su modalidad de secuestro virtual, fueron localizadas en buen estado de salud; además, se evitó el daño patrimonial al impedir algún pago por el supuesto rescate.

A través de una llamada telefónica, se alertó a la Policía Municipal de Río Grande de la no localización de dos personas -un hombre y una mujer- con quienes su familia trató de entablar comunicación, sin tener éxito.

Los denunciantes comenzaron a recibir llamadas telefónicas, en las que sujetos les aseguraban tener privados de la libertad a los dos adultos, por lo que, a cambio de liberarlos, debían realizar un depósito de 30 mil dólares.

Los policías de Río Grande de inmediato entablaron comunicación con Policía Estatal y Municipal de Juan Aldama y, tras desarrollarse las acciones de gabinete, investigación y de campo, se pudo determinar que se trataba de una extorsión en su modalidad de secuestro virtual, por lo que solicitaron a la denunciante desactivar de inmediato las llamadas telefónicas y no realizar ningún deposito.

Asimismo, se implementó un operativo conjunto para ubicar a las víctimas, mismas que, horas después, fueron localizadas en el interior de un hotel ubicado en la cabecera Municipal de Juan Aldama.

Tras brindarles la atención requerida y notificarles que eran víctimas de una extorsión, se les brindó asesoría para interponer la denuncia correspondiente y acompañamiento seguro a su hogar.

La línea telefónica, desde la que se recibieron las llamadas de extorsión corresponde al número 4991021980, número que se difunde a fin de evitar que más personas sean víctimas de este delito.