Protección a madres buscadoras y más recursos a Comisiones Locales de Búsqueda, propone Geovanna Bañuelos

A fin de contribuir en la mitigación de la crisis de desaparecidos que se vive actualmente en el país y la falta de personal para las tareas de búsqueda de personas desaparecidas, la senadora Geovanna Bañuelos solicitó a los congresos de las 32 entidades federativas aprueben en sus presupuestos los recursos necesarios y suficientes para fortalecer a las Comisiones Locales de Búsqueda.

Asimismo, urgió a la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, así como a sus homólogas en las 32 entidades federativas, a salvaguardar la vida, la seguridad personal e integridad física y emocional de las madres buscadoras de sus hijas e hijos desaparecidos.

Mediante un punto de acuerdo, la coordinadora del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo (GPPT) resaltó que en México el problema de la desaparición de personas ya supera la cifra de 107 mil personas desaparecidas y no localizadas, lo que representa una grave crisis.

Por ello, dijo Geovanna Bañuelos, desde 2017 se publicó la Ley General en Materia de Desaparición que plantea una división funcional entre la búsqueda de las personas desaparecidas y la investigación de los hechos, además, se creó la Comisión Nacional de Búsqueda de Personas y las comisiones de búsqueda estatales.

Dichas comisiones, de acuerdo con la ley, deben contar con un grupo especializado de búsqueda, un área de Análisis de Contexto, un área de Gestión y Procesamiento de Información, así como la estructura administrativa necesaria para el cumplimiento de sus funciones.

“Desafortunadamente, en nuestro país no todas las Comisiones Locales de Búsqueda cuentan con ello. Un reportaje periodístico muestra la debilidad del sistema de búsqueda de personas en nuestro país. En él, se muestran datos desalentadores, toda vez que una de cada tres comisiones de búsqueda estatales opera con menos de 10 personas en su estructura, además, hay diez Comisiones que tienen entre su estructura personal temporal” señaló la líder petista.

Geovanna Bañuelos señaló que de acuerdo con el reportaje, las comisiones de Querétaro, Durango, Quintana Roo, Nayarit, Michoacán, Sonora, Campeche y Yucatán son las que cuentan con menos personal que puede ir de 1 a 9 personas.

Las tres entidades que mayor número de personas desaparecidas no cuentan con el personal suficiente para atender la problemática, por ejemplo; Jalisco, que tiene la lamentable cifra de 13 mil 669 personas desaparecidas, pero su comisión sólo cuenta con 45 personas en su estructura.

Caso similar guarda Tamaulipas, que cuenta con 11 mil 065 personas desaparecidas y sólo cuenta con 14 personas en su estructura, y por último, está Nuevo León, que reporta 6 mil 067 personas desaparecidas, pero sólo cuenta con 33 personas en su estructura.

“La falta de personal sigue siendo uno de los mayores problemas de las comisiones estatales. El personal no puede depender únicamente del subsidio federal que reciben los estados, sino que la coparticipación estatal también debe servir para su contratación”, mencionó la legisladora por Zacatecas.

Aunado a esto, Geovanna Bañuelos refirió que la magnitud de la tragedia del fenómeno de la desaparición forzada de personas, así como el poco personal que realiza la búsqueda de personas, ha llevado a diversos colectivos de familiares de personas desaparecidas a actuar y realizar la búsqueda de sus seres queridos por cuenta propia.

Principalmente son las madres de los desaparecidos quienes se organizan con la esperanza de encontrar a sus hijas o hijos, a pesar de que las búsquedas no son fáciles, ya que son caminos largos de búsqueda, a estos grupos se les da un aviso normalmente anónimo de personas que encuentran posibles fosas comunes, ellas, si tienen la posibilidad, se mueven en un vehículo con palas y picos.

Además, las madres buscadoras se encuentran con peligros más grandes como son la revictimización y la violencia e indiferencia de parte de las instituciones, además amenazas por parte de grupos delictivos, la falta de protección y en muchos casos la muerte.

“Tan sólo en lo que va del año, se han registrado 5 asesinatos de madres buscadoras. Cada una de ellas buscaba a un ser querido”, lamentó la legisladora petista.

Finalmente, Geovanna Bañuelos, señaló que en el GPPT hay preocupación por la falta de elementos que actualmente trabajan en las Comisiones Locales de Búsqueda, por lo que, en vísperas de la discusión de los presupuestos estatales, hace un llamado a que se incrementen los recursos destinados a ellas, con la finalidad de fortalecerlas y que se cumpla con su principal objetivo: tareas de búsqueda de personas desaparecidas.