LA EXCUSA CÓMODA

RECREO

En verdad que no hay mal que por bien no venga: La suspensión del servicio eléctrico a cinco dependencias del gobierno del estado permiten mostrar el falso discurso que explica todo lo que sale mal a la falta de dinero, que en toda actividad cuentan otros factores

El jueves diecinueve del presente personal De la Comisión Federal de Electricidad le pide al personal que labora en las dependencias del edificio F de Ciudad Administrativa guardar archivos y apagar computadoras por el inminente corte de la luz, lo que ocasionó un día laboral perdido al siguiente día en las áreas afectadas

La falta de pago de servicios como el del agua y la electricidad en oficinas de gobierno no es igual al de una familia al que no le alcanzan los ingresos, son las incapacidades estructurales y coyunturales combinadas las que producen las administraciones fallidas

La historia de fracasos de la administración pública en las esferas municipales y estatal es muy prolija. Basta seguir el hilo de los anuncios fallidos y de las obras públicas de lentísima realización, además de caras y defectuosas; para darnos cuenta que Zacatecas vive una prolongada etapa de atrofia administrativa que en vez de corregirse se agrava en cada cambio de gobierno

La excusa que explica todo porque “no hay recursos” oscurece la comprensión a fondo de la situación concreta. No se indaga si la falta de dinero es porque se gasta mal, si se gestionan con apego a tiempos y procedimientos establecidos, si se cumplen las reglas de gasto, si se planea, si se fiscaliza con autenticidad

No siempre fue así. Cuando el PRI se hacía cargo del país en los tres niveles de gobierno la clase política gobernante en lo local cuidaba sus palabras para no aparecer haciendo reproches “al señor presidente”, se tramitaba lo conducente y en ocasiones especiales formulaba peticiones de apoyos en público previamente convenidas y concebidas para el lucimiento del “ilustre visitante”

SE INVENTARON LAS EXCUSAS………

Con el reparto de partidos de los niveles de gobierno, los gobiernos municipales enarbolan la “falta de apoyo” del gobernador que no es de su partido igual que los gobernadores respecto al presidente de la república de partido distinto y de ese modo, todo lo que falla es por falta de recursos

Según ese discurso, la falta de dinero es la razón porque los municipios no tienen los policías, patrullas y equipamiento indispensables para brindar seguridad, pero si tienen para tener una administración saturada de puestos prescindibles, nóminas sobrecargadas y financiar viáticos excesivos, viajes y privilegios para tener calmados a regidores ansiosos de “progresar”

Algo que contribuye a que se imponga la idea de que todo lo que sale mal es por falta de dinero es la necesidad que tienen los medios de comunicación de no traspasar la frontera editorial que les permita acceso a los convenios de publicidad oficial ¿Cómo cuestionar al alcalde “jalador” que ante cada tropezón recurre al clásico “no me apoyan”?

Existen muchas cadenas burocráticas que consumen mucho dinero público sin cumplir su cometido en las cuales debemos incluir a los responsables de administrar y a los que tienen el encargo de vigilar que lo hagan eficiente y decentemente.

En el caso del corte de luz al que nos venimos refiriendo, hay cinco directores administrativos con sus correspondientes contralores adscritos a las cinco dependencias ¡a oscuras” que funcionan bajo un esquema que tiene en la titular de la Secretaría Administrativa a la instancia que planea, organiza y decide lo conducente

Algo que contribuye al crónico abatimiento del nivel administrativo en Zacatecas es que a los legisladores no les cae el veinte que la constitución les impone la tarea de vigilar la administración pública que ejerce el presupuesto y no solo aprobarlo en quince minutos como recién sucedió.

Hemos desarrollado la falsa creencia que un diputado debe recorrer su distrito para demostrar que es buen legislador, lo que es útil para alimentar simpatías electorales para el futuro próximo pero que significa el abandono del trabajo en las comisiones mediante el cual se evalúa institucionalmente la administración pública y sin la cual no existe un control básico del funcionamiento institucional

HABLEMOS CLARO

Zacatecas paga un costo muy grande de décadas de nepotismo, amiguismo, influyentismo, compadrazgo y corrupción, décadas de tener gobiernos que reparten puestos y empleos para pagar facturas electorales.

Nuestro principal problema es la corrupción normalizada, la inseguridad es su fruto más amargo. Admitir esta verdad es el punto de partida de una solución duradera, por eso debemos aprender la elocuente lección del corte de luz que refleja el abatimiento del nivel administrativo en que transcurre la vida pública en el estado.

De otro modo seguiremos en el hoyo

Nos encontramos el jueves en Recreo

@luismedinalizalde-luismedinalizalde@gmail.com