2,944 total views

 Desde hace muchos años he sostenido la premisa que la educación hoy es más sinónimo de compartir que de enseñar o en su defecto que dejar el niño èl solo aprenda en casa, existen muchas fotos, testimonios y memes sobre el acto de poner al niño frente a la pantalla y este se queda dormido, está jugando en el Smartphone, distraído y demás, haciendo todo menos aprendiendo desde casa, el caso de docentes que viven altísimos niveles de estrés nos conmueve hasta las lagrimas de todos y por lo anterior debemos encontrar un punto en común adultos y alumnos, reconozcamos que la educación a distancia nos ha puesto a toda la comunidad educativa en un mismo lado de la relación humana, que es detrás de la pantalla y frente a una cámara, ya no existe el docente omnipresente que todo lo sabe y todo lo puede, como tampoco existe el concepto del niño vacío de mente que llegaba al aula con el fin de llenar su cerebro de fechas, datos, sucesos históricos.

Los aprendizajes significativos son la base que lograra crear un ambiente de conocimiento colaborativo en cada grupo a la distancia, el programa aprende en casa esta desde su propio nombre privado de toda labor pedagógica ya que lo dice muy claro al alumno: “tu aprende en tu casa” la falta de colaboración en las decisiones estructurales de los docentes nos llevo a esta lamentable propuesta de transmisión de datos televisivos, aburridos a  màs no poder  y dejarle al alumno solo, aislado para que aprenda, comprenda y entienda los contenidos de los planes y programas.

Las dinámicas pueden cambiar estimados docentes pero no los fines, los alumnos no todos se expresaran de forma oral en las videoconferencias al igual que pasa en las aulas pero cada uno cuenta con la cantidad de recursos didácticos para que cada alumno exprese lo aprendido ya sea de forma verbal, escrita, con dibujos, imágenes, etc.

No nos pongamos a enseñar en cada clase en línea hagamos que nuestros alumnos  expresen lo que sienten, lo que entienden lo que les significa cada tema y las tareas son totalmente improductivas.

Si tienes la fortuna de interactuar con tus alumnos en vivo y a la distancia no  eches a perder esta gran oportunidad al solo hablar tù de lo que crees que es la clase, has un aprendizaje guiado.

Víctor Manuel Silva Galaviz