Hasta 60% de cardiopatías congénitas se puede corregir con tratamiento oportuno

  • Importante, la vigilancia médica del embarazo y el desarrollo del recién nacido para favorecer la detección temprana
  • Es posible reparar malformaciones del corazón con tratamientos de cateterismo cardiaco por hemodinamia y cardiocirugía pediátrica

Ciudad de México.- Con el objetivo de brindar oportunidades de tratamiento especializado a neonatos e infantes afectados por cardiopatías congénitas, el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste) fomenta la vigilancia médica del embarazo y el desarrollo de la persona recién nacida para diagnóstico temprano, tratamiento oportuno y resolución favorable de 60 por ciento de estas alteraciones.

En el Día Mundial de las Cardiopatías Congénitas, el director general del instituto, Pedro Zenteno Santaella, destacó que cuidar la salud de la población derechohabiente desde la concepción y el nacimiento, es prioritario para garantizar a las nuevas generaciones mejores estándares de calidad de vida. En especial, cuando se trata de este tipo de malformaciones estructurales del corazón, cuyo mal funcionamiento afecta todos los órganos y en algunos casos pueden causar la muerte.

El cardiocirujano pediatra del Hospital Regional “Lic. Adolfo López Mateos”, Carlos Max Luna Valdez, puntualizó que la vigilancia médica prenatal es clave para el diagnóstico temprano, porque así se pueden detectar enfermedades del corazón muy serias que, si se tratan a tiempo, incluso en etapa de recién nacido, la sobrevida y calidad de vida es mejor.

“Más de 60 por ciento de los casos de cardiopatías congénitas se pueden corregir con tratamiento oportuno y adecuado, sin dejar lesión, y llegar a una resolución funcional favorable para los pacientes, quienes alcanzan alta sobrevida con calidad”, dijo.

Precisó que los principales síntomas de una posible cardiopatía congénita son: detección de un ruido anormal en la auscultación del corazón del feto durante el embarazo y del recién nacido; sudoración y cansancio del bebé al alimentarse; rechazo a la lactancia; falta de ganancia de peso o crecimiento y coloración morada o azulada en labios y manos.

El Hospital Regional “Lic. Adolfo López Mateos” cuenta con especialistas, servicios y equipo para ofrecer tratamientos resolutivos de alta especialidad a una amplia variedad de cardiopatías congénitas, desde simples hasta complejas.

Luna Valdez informó que las cardiopatías congénitas son todas las anomalías estructurales y de los grandes vasos que ocurren desde que se forma el corazón del feto en el vientre de la madre.

“Son alteraciones que una vez que el bebé nace van a repercutir en el desarrollo y en el funcionamiento normal, tanto del corazón como de otros órganos, por eso es muy importante corregirlas”, explicó.

Hay una gran variedad de estas malformaciones, las más frecuentes son: persistencia del conducto arterioso, comunicación interauricular e interventricular y tetralogía de Fallot, que representan 75 por ciento del total.

Dependiendo de la gravedad de estas patologías, el Hospital Regional “Lic. Adolfo López Mateos” brinda tratamientos de hemodinamia, mediante colocación de dispositivos por cateterismo cardiaco y cardiocirugía pediátrica.