Lula da Silva, amigo de México, hermano de la clase trabajadora: Geovanna Bañuelos

México y Brasil persiguen el mismo objetivo, trabajar por la integración de la región y avanzar en unidad, democracia, paz y prosperidad para América, aseguró la senadora Geovanna Bañuelos durante la reunión de Luiz Inácio Lula da Silva, con líderes parlamentarios del Senado de la República.

La coordinadora del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo, reconoció su papel como luchador social, líder obrero, hermano de la clase trabajadora y amigo de México.

Como parte de la visita a México del ex Presidente brasileño, la Junta de Coordinación Política del Senado de la República lo recibió en el recinto legislativo. En su turno, la coordinadora del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo destacó que el proyecto de nación impulsado por Lula en el país sudamericano priorizó a los más desprotegidos, sin romper con el empresariado.

“Su proyecto fue, sin lugar a duda, completamente exitoso. Cuestión que tocó los intereses más mezquinos de la política brasileña. Situación que obligó a una brutal persecución política en su contra para evitar su participación en los procesos electorales. Tanto que su compañera y amiga, Dilma Rousseff fue víctima de un cobarde golpe de Estado blando, rompiendo el orden constitucional”, señaló.

Lula, enfatizó la líder petista, diseñó un proyecto de gobierno incluyente y sensible, es decir, la armónica relación de todos los sectores con el objetivo de generar progreso y bienestar social al dar oportunidad de vida a quienes se encontraban en la franja de la pobreza extrema.

“Así, en México, trabajamos para consolidar la Cuarta Transformación de la República frente a los sórdidos intereses de quienes tuercen la política”, apuntó.

Muestra de ello, dijo, es que en México se aprende de los luchadores sociales y el objetivo de la actual administración es que el progreso económico sea de abajo hacia arriba; “de gobernar para todos; pero siempre, priorizando a la población en situación de vulnerabilidad”.

Además, destacó la aportación de Lula da Silva a la democracia, al favorecer la inclusión de todos y con todos, y en primer lugar, los pobres, quienes fueron parte fundamental de su gobierno y de su historia.