“A nosotros nos beneficia en lo económico, a los niños en la enseñanza”: doña Esperanza, abuelita de dos niños que recibieron útiles escolares

 

  • Al hacerse cargo de la educación de sus nietos, doña Esperanza agradece el apoyo al Gobernador David Monreal por pensar en las familias zacatecanas de bajos recursos

Jiménez del Teúl, Zac., 17 de agosto 2022.– Doña Esperanza Villa es abuelita de Karen Sofía y Edgar Hasiel, dos niños que estudian en la escuela primaria Ignacio Zaragoza, ubicada en el municipio de Jiménez del Teúl, y que fueron beneficiados con útiles escolares para el ciclo escolar 2022-2023.

Desde que Karen y Edgar son pequeños, doña Esperanza, al lado de su esposo, se hace cargo de ellos y los cuida como propios.

Es por eso que acudió muy puntualmente a recibir los útiles escolares gratuitos que está entregando en todas las escuelas del estado el Gobernador David Monreal Ávila, a través del programa Educación para el Bienestar, para que a sus nietos, Karen de 7 años y Edgar de 6, no les falte lo necesario para estudiar.

Esperanza considera que este apoyo representa un gran beneficio para ella y su esposo, pues no cuentan con un ingreso fijo, y aunque regularmente se dedican a la venta de refrescos en su propia casa, “no siempre hay centavos”, dijo.

Al recibir uno de los paquetes de material escolar, aseguró que, a nosotros, los tutores, la entrega de útiles escolares “nos beneficia económicamente, pero a los niños en su enseñanza” pues tener todos sus útiles, les permitirá enfocarse en sus estudios.

Aunque en esta ocasión sus nietos no la acompañaron a la entrega de útiles escolares por estar un poco enfermos, doña Esperanza no dudó en acudir.

Además, agradeció el apoyo por parte del Gobernador y de la Secretaria de Educación, Maribel Villalpando Haro, ya que son una familia de escasos recursos y el beneficio les permite ahorrarse dinero que puede ser usado en la alimentación de los menores.

Y es que ella cuida todos los días de sus nietos, les da de comer y los manda a la escuela porque tiene el deseo de que sean “personas de bien cuando crezcan”.