CORRUPCIÓN LOCAL, ENEMIGO A VENCER EN TODO EL PAÍS

 RECREO

CORRUPCIÓN LOCAL, ENEMIGO A VENCER EN TODO EL PAÍS

La fuga de cincuenta y tres reos de la cárcel de Cieneguillas Zacatecas   fue la proclamación de victoria del crimen organizado sobre las instituciones civiles locales, de entonces a la fecha, el estado ofrece una gran vulnerabilidad ante oleadas criminales, atenido siempre a que el gobierno federal haga la tarea como Dios le dé entender. Así fue cuando Calderón y Peña Nieto y hoy seguimos en las mismas.

La violencia ejercida deliberadamente contra personas al azar que tuvo lugar en Ciudad Juárez, según reporte publicado en la edición del 17 del mes en curso fue ordenada por Ernesto Alfredo Piñón de la Cruz como reacción a la pretensión de traslado de esa prisión estatal a una federal de máxima seguridad, lo que indica que a pesar de estar sentenciado a doscientos veinticuatro años de cárcel, el sigue activo en los negocios ilícitos de esos que solo con la corrupción del sistema penitenciario es posible mantener.

Nos equivocamos al pensar que la fortaleza del crimen organizado está en sus armas, sus pistoleros y su pericia de combate. El poder de fuego que en conjunto poseen los criminales nada tiene que hacer frente al potencial de respuesta del estado mexicano. La verdadera fortaleza de los delincuentes proviene de su poder de compra de voluntades adentro y afuera de las instituciones públicas.

Muchos mal pagados policías “se ayudan” con modestas cantidades que los criminales ponen en sus manos cada día de cobro para que sean sus ojos y oídos. Cuando un grupo rival entra en disputa de rutas, territorio y clientela su primera tarea es eliminar a estos agentes del orden uno por uno, hasta que los que sobrevivan entiendan que tienen que cambiar de patrón.

HASTA LA COCINA

 El crimen organizado tiene “plan b” que pone en práctica cuando es puesto en jaque por el gobierno: En vez del trasiego de droga en gran escala, de tráfico de personas o de extorsión en modalidad de secuestro, se apoderan de la voluntad de presidentes municipales para que la obra y las compras públicas sean con quienes los delincuentes indican en las condiciones que indican, tal es la realidad hoy de las franjas territoriales de Zacatecas dónde “las cosas están calmadas”.

El apoderamiento silencioso de los presupuestos municipales no satisface sus apetitos, los permisos y autorizaciones de bares y restaurantes y las actividades más rentables de las ferias y festividades regionales son de su interés.

La primera camada de presidentes municipales que enfrentó la oleada criminal contemporánea es la que estuvo en funciones en la primera mitad del período de Felipe Calderón, de la segunda en delante ya nadie se llama a engaño. Conozco de muchos que renunciaron a sus aspiraciones políticas por esa circunstancia, de entonces a la actualidad, se ha dado un aprendizaje que va de la colaboración remunerada a la coexistencia a partir de voltearse para otro lado. Desde los primeros tiempos algunos llegaron a pagar “derecho de piso” contando con la “comprensión” de las instancias fiscalizadoras estatales.

Los capos ejercen interlocución discreta pero efectiva con los presidentes municipales, los ediles con la motivación granjearse la buena disposición de los delincuentes para que no se metan con la población no involucrada, los delincuentes con la idea de que “no te metas con nosotros y nosotros no nos metemos contigo”.

Hoy por hoy el asalto silencioso a los presupuestos municipales no despierta mucha atención porque las consecuencias para la ciudadanía son las acostumbradas: Sobreprecios, materiales de baja calidad, “fantasmas” en las nóminas etcétera.

Si el combate a la corrupción es solamente federal en vez de ser nacional habrá fracasado, para que sea nacional debe incluir los tres poderes y los tres niveles de gobierno, para que eso suceda debemos renunciar al espejismo de que es posible como obra de un solo hombre, el presidente de la República, o de una sola fuerza política por poderosa que sea como es la “#Cuarta transformación”. Tampoco será posible si la tarea queda en las exclusivas manos de quienes hacen política.

Es reto para todos, independientemente de preferencias políticas.

MARCARON TERRITORIO

Todas las causas son importantes:  Migratoria, ambientalista, de equidad de género, soberanía alimentaria, energética y sanitaria, de construcción de paz, profundización democrática etcétera. Pero la misión más importante es la de erradicar desde su raíz la corrupción instalada en las estructuras públicas y en la mentalidad de la ciudadanía que aún no se percata de sus gravísimas consecuencias en la vida de todos.

¿Qué ha cambiado de fondo desde la fuga de los cincuenta y tres reos?

La clase política fingió no ver tan espectacular proclamación de victoria de “los malos”, las consecuencias están a la vista.

Nos encontramos el lunes en Recreo

@luismedinalizalde-luismedinalizalde@gmail.com