El revisionismo como una nueva herejía.

Cuando se instala un régimen de poder totalitario bajo la sombra o como en el caso del Perú bajo el sombrero del socialismo, el nuevo gobierno se instala sobre la posición socio económica actual y como principal protagonista nacional, en donde todo por absurdo que sea es valido bajo el nombre “los intereses nacionales” o en nuestro caso porque así lo pide el pueblo, tal como en su momento lo expresaba Lenin: – la conciencia del partido es una idea socialista y la ausencia de ella la convierte en una idea burguesa-.

Para Stalin la aproximación a la teoría marxista era puramente teológica. Se creía que solo siguiendo la senda de esta teoría se acercarían cada vez a la verdad objetiva, mientras si seguía cualquier otro camino se llegaría a la confusión y a la falsedad, este pensamiento aun presente en gobernantes de Latinoamérica significa una posición dogmática que necesita implementarse por los regímenes totalitarios en todas las disciplinas académicas y de propaganda en donde se repliegue a los no dogmáticos a ser los malos de la historia que se escribe, por ello este tipo de gobernante tienen un discurso tan parecido en donde no informa, eso no importa lo que es necesario es formar en la nueva Fe a los ciudadanos, donde urge inventar villanos y demonios para justificar el pensamiento mesiánico que se reitera en todos los medios existentes, cada poseedor del poder debe de platicar anécdotas, historias, experiencias que culminen en la misma tónica de la moraleja, soy el bueno, siempre he sido mártir y aun así “ yo ya no me pertenezco por que le pertenezco al pueblo de…

“De ahí que les duela tanto e incomode que alguien ponga a juicio no sus acciones si no sobre todo sus pretensiones. Que revisar las políticas y programas públicos y de gobierno sean una agresión no al sujeto, si no al ideal que representa, pero sobre todo que contradecir los designios del amado líder sea considerado traición a la patria y obstáculo a la igualdad y conciencia civil para que el bienestar llegue a los más desfavorecidos.

Para el Partido Comunista el revisionismo era el mayor de todos los peligros y se tipifico como una herejía donde a los herejes había que buscarlos y erradicarlos por cualquier medio y ¿quién era un hereje (revisionista)? absolutamente todo aquel que no comulgara con los preceptos oficiales del dogma impuesto de la voz del gobernante.

Víctor Manuel silva Galaviz