Exhorta SSZ a las y los zacatecanos a cuidarse en esta temporada de frío

 

▪️De octubre a marzo aumentan considerablemente las infecciones respiratorias agudas
▪️Es necesario acudir al médico en caso de malestar, lavarse las manos constantemente y retomar el uso de cubrebocas

Zacatecas, Zac., 22 de diciembre de 2022.- La nueva gobernanza, a través de la Secretaría de Salud (SSZ), informa a la ciudadanía que durante la temporada de frío las Infecciones Respiratorias Agudas (IRAS) aumentan, del mes de octubre al mes de marzo, en comparación al periodo de primavera y verano.

Por lo anterior, hace un exhorto a la ciudadanía para que esta temporada de frío esté atenta a los grupos vulnerables como los mayores de 60 años, así como a niños y niñas menores de cinco años, ante la presencia de manifestaciones como: aumento en la frecuencia respiratoria o respiración rápida, hundimiento de las costillas al respirar, ruidos extraños al respirar o una especie de silbido, falta de apetito y vómito, irritabilidad y fiebre.

En caso de presentar estos síntomas, es necesario acudir de inmediato a la unidad de salud más cercana y evitar prácticas como la automedicación.

Entre las medidas que se deben tomar en esta temporada, se encuentran: evitar cambios bruscos de temperatura, protegerse y cubrir la nariz y la boca; al toser o estornudar, taparse con la parte interna del codo; lavarse las manos frecuentemente y retomar el uso de cubrebocas, en caso de presentar un malestar o acudir a lugares concurridos

Estos padecimientos constituyen un grupo de enfermedades que se producen en el aparato respiratorio, causadas por más de 150 diferentes microrganismos como virus y bacterias, que comienzan de forma repentina y duran menos de dos semanas.

La mayoría de estas infecciones son a causa de virus. Se pueden clasificar como leves, moderadas y severas. Afectan nariz, garganta, oídos y hasta los pulmones, se pueden complicar y llegar a amenazar la vida, como en el caso de las neumonías.

Los microorganismos se trasmiten por el contagio de persona a persona, principalmente por gotitas de saliva que se expulsan al hablar, toser o estornudar y al tocar objetos que se encuentran contaminados con los gérmenes. Éstos pueden entrar por la boca, nariz y ojos.