Avanza en Jalpa y la Región la Cultura de la Cremación

Jalpa, Zacatecas. – A pesar de que otros años la cremación no era muy utilizada y las familias optaban por mejor enterrar a sus seres queridos, este año el registro apunta que un porcentaje importante de familias, optan por esta practica.

Mucha gente puede pensar que la cremación es más barata y en la realidad no lo es, al menos no en esta región, porque los cuerpos tienen que trasladarse a los lugares donde cuenten con este servicio, lo que implica un gasto de casi 20 mil pesos, por otro lado y algo que quizá si, influya es el hecho de que los panteones municipales son insuficientes y la cremación es una alternativa, ante la falta de espacios en estos campos santos.

La cremación o incineración es la práctica de deshacer un cuerpo humano muerto, quemándolo, lo que frecuentemente se lleva a cabo en un lugar denominado crematorio. Junto con el entierro, la cremación es una alternativa cada vez más popular para la disposición final de un cadáver.

En una entrevista con el titular del departamento del Registro civil del municipio, Ricardo Galaviz Muñoz manifestó “por este año la sociedad Jalpense se ha adentrado más en esta forma de darle luto a sus seres queridos, anteriormente el enterrarlos era siempre la opción, por lo que muy pocas familias optaban por la cremación, sin embargo tenemos hasta este momento 35 personas cremadas por muertes con distintas causas en lo que fue 2020, nuestros registros solo dan cuenta de 10 personas cremadas que murieron por la enfermedad de covid-19, hoy una persona que muere por covid-19 es preferible la cremación, debido a que el cuerpo puede contagiar a otras personas, es por ello que entre la sociedad Jalpense, sin embargo los datos apuntan a que en Jalpa y la región ya se comienza a dar la cremación de difuntos”.

Por otro lado el municipio de Jalpa cuenta con un mausoleo, el cual está instalado en las inmediaciones de la parroquia del señor de Jalpa, la gente puede optar por depositar las cenizas ahí o bien llevárselas a su casa, hablar hoy de más de 25 cuerpos cuya disposición fue cremarlos, dice del avance de la cultura de esta práctica en el municipio, que cada vez más se va adentrando en nuestra sociedad.