6,945 total views

•No habrá más abandono a la mujer que vive y trabaja en el campo de Zacatecas.

•Se feminizará campo zacatecano como parte de la visión de desarrollo económico.

David Monreal Ávila precisó que en el gobierno de la transformación será una estrategia transversal el impulso de la mujer rural para el desarrollo social y económico de Zacatecas, por lo que, en su administración, además de que las mujeres formarán parte del gabinete incluyente y paritario, se implementarán apoyos y programas específicos para el sector.

El morenista detalló lo anterior en un encuentro con mujeres en el que se abordó como oportunidad para la transformación del campo el fortalecimiento de la mujer rural que se enfrenta a un triple reto: no goza de los mismos derechos laborales que los hombres, se enfrenta a dificultades para la realización de su trabajo y, debido a la migración, muchas se ocupan a solas de la crianza de los hijos.

Por lo tanto, señaló que el PRIAN es el responsable del abandono del que es objeto la mujer rural, del abandono de sus derechos de desarrollo, y de negar su presencia, participación e importancia, por lo que el encuentro tiene el fin de generar un debate social que derive en una mayor participación e incorporación de la mujer en la construcción de una sociedad igualitaria e incluyente.

Monreal Ávila ratificó el compromiso de asumir el rol de conductor social y de ejercicio pleno de las funciones para apoyar a la mujer rural y no ser omiso en sus atribuciones legales o constitucionales, porque es parte de la visión de transformación a largo plazo y de desarrollo económico el feminizar el campo y de fortalecerlo como una alternativa de inclusión y de bienestar para la mujer rural.

En su administración se destinará el 30 por ciento del presupuesto del campo a programas y proyectos específicos para mujeres y jóvenes, ya que será un gobierno incluyente y paritario que escuche, responda las necesidades de la gente y asuma el compromiso de apoyo total, con hechos y recursos, a los sectores que han sido ignorados por las recientes administraciones estatales, como es el caso de las mujeres rurales.

Convencido de que el campo es solución y no problema, el candidato de la coalición Juntos Haremos enfatizó que en los últimos 11 años el gobierno del PRIAN estuvo encerrado en sus oficinas y con un claro desconocimiento de que el campo, del que

dependen los 58 municipios, y las mujeres, quienes representan el 51 por ciento de la población de la entidad, son dos de los grandes pilares de la economía.

Por ello, el campo, uno de los ejes tractores del plan estratégico de desarrollo junto con la minería, industrialización y turismo, incluye las propuestas definidas por un colectivo en el que participan pueblos, mujeres del campo y especialistas, mismas que están establecidas en el Decálogo de la Mujer que fortalecerá las políticas encaminadas a mejorar las condiciones de la mujer, por lo que la sociedad debe sumarse al movimiento para dar paso al ordenamiento de la función pública, toda vez que el estado está en quiebra y en emergencia social.

Ante mujeres de los 58 municipios, entre ellas las especialistas Dora Lizeth Reyna

Zacarías, Idubina Náñez Bugarín, Elvira Ivonne Muñoz Morales y Teresa Aracely Guzmán, Monreal Ávila subrayó que su gobierno incorporará la participación la mujer en todas las etapas de desarrollo de la economía del campo, que incluye las actividades primarias, secundarias y terciarias, pasando por la industrialización y la comercialización., aprovechando que Zacatecas es líder en producción agrícola y que ya hay productores que han iniciado exportaciones al mercado norteamericano.

Reiteró que en su gobierno se va a feminizar y rejuvenecer el campo con créditos, capacitaciones, apoyos financieros y técnicos para las mujeres que se dediquen o quieran iniciar una actividad primaria como la agricultura, la crianza de ganado menor y hasta de ganado mayor.

Para ello, el decálogo establece el financiamiento productivo para la mujer rural con y sin tierra, fomento al desarrollo de capacidades encaminadas a la apertura de empresas, inclusión en proyectos productivos, instauración de centros regionales de formación; asesoramiento, extensión e innovación, y simplificación de requisitos para el acceso a crédito, proyectos y asistencia técnica.

También considera el impulso de programas integrales que contribuyan a erradicar la desigualdad social, incentivo económico para la conservación de recursos naturales, coordinación para la optimización de recursos, creación de directorio de mujeres profesionistas en temas del sector rural y participación de las mujeres en el campo y acceso a puestos directivos y de toma de decisión.

En ese contexto, durante el encuentro, la especialista Teresa Aracely Guzmán señaló que las deficiencias en infraestructura son obstáculos a los que la mujer zacatecana se enfrenta para desarrollar una empresa o desarrollarse; Elvira Ivonne Muñoz sostuvo que la desigualdad se refleja en que la presencia de la mujeres en puestos de dirección es apenas del 10 o 15 por ciento, y Lizeth Reyna Zacarías y Eduvina Núñez puntualizaron que es con mayor participación de las mujeres como se alcanzará el desarrollo.

Por lo tanto, para consolidar la transformación del estado y de las condiciones de vida de la mujer rural, David Monreal Ávila pidió no titubear a la hora de votar el próximo 6 de junio por todos los candidatos de la coalición Juntos Haremos Historia,

porque la lucha es para dar paso a una nueva sociedad, una sociedad en la que haya oportunidades para todos, incluida la mujer rural.