679 total views

RECREO

DAVID MONREAL EN EL 24

El espléndido ejercicio de democracia directa que tuvimos ayer a pesar de los pesares, debe proseguir con la reglamentación del proceso revocatoria que ofrezca a los gobernados la posibilidad de sacudirse gobernantes fallidos estado por estado, municipio por municipio, o de fortalecerlos si su gestión es merecedora de respaldo político frente a obstáculos e intereses creados

Si los zacatecanos tuviéramos debidamente reglamentado y asimilado el derecho a revocar mandatos de gobernadores y presidentes municipales, no hubiésemos padecido el poder temporal de parientes de gobernantes quitando y dando empleos, colocando funcionarios y medrando con recursos públicos, no nos hubiéramos tardado en hacer un estacionamiento y una plaza conmemorativa del Bicentenario de la Independencia en un espacio disponible desde los años ochenta del siglo pasado ni tardado más de veinte años en concretar, por cierto muy mal, un rastro TIF en Fresnillo ni tendríamos un aparato policial abandonado a su suerte, tampoco tendríamos un poder legislativo que pasó de paralizado a paralítico sin ofrecer más servicio a la ciudadanía que ofrecer su explanada y fachada para instalar plantones y colocar mantas

El enorme valor histórico de la consulta de ayer reside en la concientización del derecho a quitar mediante procedimientos establecidos, a los mandatarios que no están a la altura de la encomienda, porque la clase gobernante no se siente cómoda con esa inyección de poder a los gobernados, prueba de ello es que el 20 de junio de 2021 se venció el plazo legal que tenían las legislaturas de los estados para armonizar la legislación con la reforma al artículo 35 constitucional para la revocación del mandato del Presidente de la República, como usted lo puede constatar, la pachorra legislativa se interpone si la ciudadanía no se activa

El rechazo al ejercicio, deliberadamente alimentado por Lorenzo Córdova y Ciro Murayama desde el INE, continúa la tradición conservadora que se opuso con todas sus ganas a otorgar el voto a las mujeres, al libro de texto gratuito, a la “Casa de la juventud” (Hoy INCIFUDEZ), con el tiempo, esos sectores abandonarán la resistencia y nuevas propuestas de cambio inspirarán sus rechazos

NECESARIO ATERRIZAJE LOCAL

La experiencia internacional refleja que la revocación de mandato es instrumento más socorrido en los ámbitos locales como lo acredita Argentina y Uruguay, Estados Unidos y Canadá. El beneficio político de este derecho no se reduce al proceso de quitar un fallido gobernante, su existencia es factor de sana presión sobre los gobernantes para que seleccionen con más responsabilidad a sus equipos, vigilen el desempeño de sus colaboradores y cambien y rectifiquen cuando es menester, opera como el derecho al divorcio que a lo mejor nunca se concreta pero que tiene efectos moderadores en el comportamiento de la pareja que aspira a la preservación del matrimonio

El 10 de abril los mexicanos dimos un paso formidable, la respuesta ciudadana describe una alta valoración del mecanismo de revocación, lo que sigue es la reingeniería jurídica que lo introduzca en cada estado, en cada municipio.

La reglamentación de la revocación debe programar la jornada para el mismo día de las elecciones, (El Presidente así lo propuso, pero la oposición se amachó en tiempos distintos) de manera tal que, de así quererlo el porcentaje de ciudadanos jurídicamente obligatorio, David Monreal sea el primer gobernante zacatecano sometido a la validación de su desempeño.

En el caso de los presidentes municipales y sus cabildos, un gran paso sería ampliar al período de mandato de 3 a 6 años, suprimiendo la relección.

De ese modo se aseguraría la conveniente simultaneidad de procesos, ahorrándole a la población tiempo dinero y esfuerzo

El relevo del gobernador debe establecerse en la constitución del estado y recaer en el presidente del poder judicial por un período máximo de 30 días mientras el congreso local hace la designación correspondiente (Si hoy en Zacatecas se diera el caso, con la lógica federal sería Xerardo Ramírez, presidente de la 64 legislatura, el que asumiría el cargo mientras se designa sustituto)

La revocación del mandato de los diputados, en mi opinión, será un gran paso en caso de plasmarse en el orden jurídico, el tiempo razonable sería al finalizar el segundo período ordinario de sesiones y sería la única modalidad revocatoria no coincidente con jornada electoral alguna

¿NOS ATREVEMOS?

El proceso revocatorio fortalece o destituye. La legitimidad que obtiene quien supera la prueba lo fortalece frente los que se oponen a una gestión, a un proyecto de nación.

 López Obrador es, desde ayer, un gobernante más fuerte, lo mismo sucederá con David Monreal si se convierte en impulsor de la reglamentación de su propia revocación y sale airoso de la prueba

Una clase gobernante de más calidad moral y política sería el resultado apetecido

@luismedinalizalde-luismedinalizalde@gmail.com