386 total views

§  La dignidad de un pueblo no se arrodilla ante los intereses trasnacionales.

Con la aprobación de las reformas a la Ley Minera, no se pretende la nacionalización del litio, pues ya se encuentra consagrada en el Artículo 27 de la Constitución; sin embargo, si se trata de especificar el dominio pleno y exclusivo del Estado sobre este importante mineral que será palanca de desarrollo económico para México, aseguró la senadora Geovanna Bañuelos.

“La virtud de una nación, de un pueblo, radica en la sabiduría de cómo sus gobiernos administran cada recurso que se extrae del suelo y subsuelo para transformarlo en auténtico bienestar social”, enfatizó.

Al posicionar a favor de la minuta enviada por la Cámara de Diputados, la Coordinadora del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo sostuvo que en el marco de la transición energética, el litio es clave para avanzar hacia la generación de fuentes de energía más limpias y la explotación de este recurso de manera responsable será en equilibrio con la naturaleza.

“Hoy luchamos por establecer la soberanía nacional del litio. Este mineral, como ya se ha expresado en muchas voces, es clave para el desarrollo y el avance tecnológico que sin lugar a duda será determinante en el futuro de la humanidad”, apuntó.

Geovanna Bañuelos destacó que a pesar de que la oposición se ha empeñado en decir que México no cuenta con reservas de litio, de acuerdo con el Centro Estadístico Geológico de Estados Unidos, el país se ubica en el décimo lugar, de entre 24 países del mundo, con mayores reservas de este mineral.

Y enfatizó que esta ley no viola el Acuerdo Comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) como ha argumentado la oposición para justificar el rechazo a la iniciativa del presidente Andrés Manuel López Obrador y para doblegarse a los intereses de otros países.

“Que les quede claro: la dignidad de un pueblo no se arrodilla ante los intereses trasnacionales. El T-MEC es un acuerdo comercial entre naciones, cuya base es la soberanía de cada una de ellas”, subrayó.

Recordó que hoy existen 17 millones de hectáreas del país que están concesionadas gracias a los gobiernos neoliberales y saqueadores de la riqueza nacional, que no generan ningún beneficio al pueblo de México.

“La oposición olvida que fueron ellos quienes entregaron concesiones dudosas y eternas. Que duran más de 50 años y que tienen la posibilidad de ampliarse por un periodo similar, lo que abre la puerta para especular con los recursos de la nación, sin brindar ningún beneficio al pueblo de México”, mencionó.

Informó que en México hay 36 proyectos mineros de litio, todos ellos financiados con capital extranjero. Zacatecas, Baja California, San Luis Potosí, y Sonora se encuentran en etapa de exploración de yacimientos de este mineral.

“De no aprobar este dictamen, repetiremos el mismo esquema donde empresas extranjeras se quedarán con la riqueza, y por lo tanto, comunidades continuarán en el abandono, la pobreza y el olvido”, argumentó Geovanna Bañuelos.

Destacó que la ambición de estas empresas es tan voraz que hay que revisar el siguiente dato: en los últimos tres años las solicitudes de explotación del litio pasaron de 97 mil hectáreas a 537 mil, esto representa un incremento del 453%.

El dictamen fue aprobado en lo general y en lo particular de los artículos no reservados por 87 votos a favor, 20 en contra y 16 abstenciones.

“No permitiremos que la ambición de estas empresas acabe con el patrimonio que nos corresponde a todas y todos los mexicanos”, concluyó.

Participación de Geovanna Bañuelos en tribuna del Senado de la República: https://www.youtube.com/watch?v=VWzJDz1Vaes