632 total views

Creación del Centro Nacional de Identificación Humana ayudará a una búsqueda efectiva y certera de personas desaparecidas, así como un trato digno a los cuerpos y restos humanos sin identificar, aseguró la senadora Geovanna Bañuelos al fundamentar a favor el dictamen que reforma diversas disposiciones de la Ley General en Materia de Desaparición Forzada de Personas, Desaparición Cometida por Particulares y del Sistema Nacional de Búsqueda de Personas.

Al fundamentar en tribuna, la coordinadora del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo destacó que la reforma dotará a la Comisión Nacional de Búsqueda de mayores atribuciones, entre las que destacan: el diseño, la ejecución y el seguimiento a las acciones de búsqueda forense con fines de identificación humana.

“También tendrá la tarea de recuperar, recolectar, resguardar, trasladar, transportar y analizar los cuerpos, restos humanos y muestras óseas con fines de procesamiento genético. Un avance sustancial en la materia. La técnica, por fin, al servicio de las víctimas”, enfatizó.

Geovanna Bañuelos lamentó que desde 2006, México se convirtió en una fosa clandestina derivado de una fallida estrategia de seguridad improvisada por el entonces presidente Felipe Calderón.

Hoy, de acuerdo con información de la Subsecretaría de Derechos Humanos en 2020 se localizaron 559 fosas clandestinas en el país, tan sólo, 33% menos de las encontradas en 2019, cuando se identificaron 859.

México atraviesa una crisis de desaparición forzada de personas. “Existen más de 99 mil personas reportadas como desaparecidas, y hay al menos 52 mil cuerpos sin identificar”.

“En el Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo vemos con gran preocupación la situación de desapariciones por las que atraviesa el país, una verdadera crisis humanitaria, una tragedia nacional”, mencionó.

Recordó que existe una herida por la muerte de Debanhi Escobar y de cientos de niñas, adolescentes y mujeres que salen de sus casas, de sus universidades o de sus centros de trabajo y nunca vuelven a ser vistas.

La líder petista señaló que todos los días las familias mexicanas recorren el territorio nacional con la esperanza de encontrar a sus seres queridos o en su caso, identificar los cuerpos para honrarlos y darles una digna sepultura.

Desafortunadamente, dijo, la extensión y la orografía del país complican la búsqueda de personas. “Los cuerpos humanos se reintegran rápidamente a la naturaleza, por lo que es fundamental recurrir a la ciencia y a las herramientas tecnológicas para hacer una identificación certera”.

“Es tiempo de atender esta problemática, de trabajar de manera conjunta, de que asumamos nuestras obligaciones con relación a esta crisis y de crear los mecanismos necesarios para reconstruir el tejido social”, apuntó.

Por ello, conminó a todos sus pares legislativos a aprobar la reforma y convertir la indignación en acción y dotar de herramientas efectivas la búsqueda de personas.

Las reformas a la Ley General en Materia de Desaparición Forzada de Personas, Desaparición Cometida por Particulares y del Sistema Nacional de Búsqueda de Personas fueron aprobadas por unanimidad con 118 votos a favor por el Pleno del Senado de la República.