Exhorta Geovanna Bañuelos continuar con investigaciones y deslindar responsabilidades de la Guerra Sucia en México

Que la muerte de Luis Echeverría Álvarez no sea motivo para privar de justicia a las víctimas de la matanza de Tlatelolco en 1968, el Halconazo de 1971 y de la Guerra Sucia en México, cuando fue secretario de Gobernación y posteriormente titular del Ejecutivo Federal, exige la senadora Geovanna Bañuelos.

“El deceso del expresidente no elimina la posibilidad de justicia. La Comisión por el Acceso a la Verdad y el Esclarecimiento Histórico y Justicia a las Violaciones graves a los Derechos Humanos cometidos entre los años 1965-1990, debe dar resultados”, enfatiza la legisladora.

En este sentido, la coordinadora del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo pide a la Comisión por el Acceso a la Verdad y el Esclarecimiento Histórico y Justicia a las Violaciones graves a los Derechos Humanos cometidos entre los años 1965-1990, a la Secretaría de la Defensa Nacional, a la Fiscalía General de la República y a la Comisión Nacional de Derechos Humanos mantener el diálogo y actuar en coordinación para brindar acceso efectivo a la verdad y a la justicia a los familiares de las víctimas.

En un punto de acuerdo inscrito en la Gaceta de la Comisión Permanente, también solicita a la Fiscalía General de la República (FGR) un informe detallado sobre las carpetas de investigación existentes por los crímenes entre los años 1965-1990 en el marco de las acciones realizadas por elementos de cuerpos de seguridad del Estado mexicano y servidores públicos durante el periodo de la Guerra Sucia.

Asimismo, exhorta a la Comisión por el Acceso a la Verdad y el Esclarecimiento Histórico y Justicia a las Violaciones graves a los Derechos Humanos cometidos entre los años 1965-1990 informar sobre los avances de la investigación de estos delitos.

Geovanna Bañuelos destaca que en julio del 2004 la Fiscalía Especial para Movimientos Sociales y Políticos del Pasado consignó un expediente por genocidio en contra del expresidente Luis Echeverría Álvarez y lo señaló como uno de los responsables de las matanzas ocurridas el 2 de octubre de 1968 en Tlatelolco y el 10 de junio de 1971 en la calzada México-Tacuba.

Por la matanza de estudiantes en Tlatelolco en 1968, Luis Echeverría fue aprehendido por su probable responsabilidad en el delito de genocidio. Sin embargo, nunca pisó la cárcel, so pretexto de su avanzada edad, se le dictó arresto domiciliario, el cual se extendió hasta el 26 de marzo de 2009.

“Desafortunadamente, en 2009, Luis Echeverría Álvarez fue jurídicamente exonerado de toda culpa por falta de evidencia tangible”, aclara la legisladora.

No obstante, señala que hasta hoy en día no existen responsables que hayan sido condenados por la matanza de Tlatelolco, ni por los hechos del Jueves de Corpus, ni por los actos perpetrados durante la época de la Guerra Sucia en nuestro país.

Por ello, menciona que el 06 de octubre de 2021 fue publicada en el Diario Oficial de la Federación la creación de la Comisión por el Acceso a la Verdad y el Esclarecimiento Histórico y Justicia a las Violaciones graves a los Derechos Humanos cometidos entre los años 1965-1990, un compromiso del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador para esclarecer la verdad, el impulso a la justicia, la reparación integral y el derecho a la memoria durante el periodo de Guerra Sucia.

“Hoy más que nunca la paz y la reconciliación requieren del acceso efectivo a la justicia y a la verdad que los familiares de las víctimas de la época de la Guerra Sucia en nuestro país aún reclaman”, asevera Geovanna Bañuelos.