La importancia de las remesas ante el impacto del Covid.

 1,916 total views

Recordé una frase muy de nuestro Zacatecas, “No hay zacatecano que no tenga algún pariente o conocido en Estados Unidos”, sustento de este dicho popular, simplemente es la proporción de Paisanos que radica en el País del Norte, que según los últimos datos supera el millón ochocientos mil, contra un poco más de millón quinientos mil que radicamos en el Estado.

La crisis general que ha representado la pandemia por Covid-19 a lo largo del año, a nivel global, ha representado una contracción económica a niveles insospechados, afectando de sobremanera las economías emergentes como la mexicana.

Históricamente, las remesas recibidas en Zacatecas, son sustento económico de miles de familias en todos sus municipios,  adicional el programa hasta hace poco 3×1, significaba un importante impulsor de obras sociales en las comunidades favorecidas.

La crisis sanitaria no sólo ha mermado a quienes reciben esas remesas, también ha afectado a quienes las producen de sobremanera, que de por si trabajan y son productivos en un País que se ha colocado a la cabeza de contagios y muertes por Covid-19.

Adicional, representa un reto mayúsculo el tener que sobrellevar situaciones políticas y migratorias por parte del Gobierno estadounidense.

A principios del año, en el transcurso del primer trimestre por el inicio de la emergencia sanitaria, hubo una disminución en el Estado de captación de remesas, pero a pesar de agudizarse dicha emergencia por la pandemia en Estados Unidos durante el primer semestre del año, según datos del Banco de México de enero a junio las remesas que han llegado a Zacatecas son de 590.2 millones de dólares, que comparado con el mismo periodo de tiempo del año 2019 representa un aumento de 55.9 millones de dólares; que en porcentaje significa un crecimiento del 13.9 %.

Este incremento porcentual, representa un oasis en el desierto para la economía de las miles de familias y de su región que subsisten de las remesas de manera directa e indirecta, aún contra la contracción económica que sufrimos a nivel Estatal, Nacional y Mundial.

Creo firmemente que este periodo de emergencia sanitaria, puede sacar lo mejor de nosotros mismos, nuestros Paisanos son muestra de ello, con muchos factores en contra que históricamente han vivido en los Estados Unidos, hoy por hoy, esos factores agregando la emergencia por Covid-19 se han incrementado exponencialmente en contra, pero con trabajo y enorme esfuerzo han salido victoriosos y más aún sacan adelante a sus familias originarias de nuestro Estado.

Nuestros connacionales no la han tenido nada fácil, trabajan al máximo de sus capacidades para poder enviar el sustento diario a sus familias, deben enfrentar casos infames de racismo y por si fuera poco vivir con el miedo ante una política migratoria inflexible e irracional que no ve que son la fuerza de trabajo del País donde radican.

Por fortuna el sol, sale para todos,  siempre hay nuevas oportunidades para crecer y evolucionar, se vislumbra luz al final del túnel para la pandemia que nos aqueja, una nueva oportunidad para la humanidad y más allá de esto, el panorama para nuestros Paisanos puede dar un golpe de timón el próximo noviembre.