Las elecciones y nuestros migrantes

*Marco Vinicio Flores Guerrero

El escenario mundial ha cambiado, gracias a la pandemia que aún está lejos de superarse por el virus SARS-Cov-2 mejor conocido por COVID 19; estoy convencido de pocos o ningún ámbito en nuestro entorno no ha sufrido cambios y por supuesto esto incluye más allá de nuestras fronteras.

No obstante y pese al Covid 19, en escasos 15 días se dará un acontecimiento político de impacto mundial, la elección de presidente de los Estados Unidos. Aunque en política como el futuro, nada está escrito de antemano, sí podemos vislumbrar tendencias o efectos de los comicios norteamericanos en temas como la migración, tópico de interés tanto para nuestro estado, como para nuestra región.  

Los comicios americanos de antemano nos hacen voltear la mirada hacia ellos por muchos motivos: por ser el país más poderoso del mundo, por su gran poderío económico y militar, por la vecindad que tenemos, por el intercambio comercial y por muchos otros más.

Pero la relación más íntima entre Estados Unidos y nuestro país, más aún, con nuestro Zacatecas son nuestros migrantes, tanto los que radican allende las fronteras, tanto legales o sin documentos, como los migrantes de retorno o los circulares.  

Según datos del INEGI, hay 32 millones de mexicanos que están en el país vecino del norte; de los cuales 10 millones son ciudadanos americanos, 5 millones residentes y quizás los 11 millones restantes indocumentados, en este último estatus no se cuenta con datos certeros.

De este impresionante dato; debo decirlo así, conforme a los mismos datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) hay en Estados Unidos un millón 800 mil zacatecanos con datos indeterminados sobre cuántos con situación migratoria irregular.

Dentro de estos datos incluyo a los zacatecanos radicados en los Estados Unidos, entre los que se encuentran miles provenientes de la zona de los cañones de Juchipila y Tlaltenango; que con periodicidad envían remesas a sus familias radicadas en Zacatecas.

Con datos del Banco de México en mano, de enero a junio del año 2020 han enviado a sus familias en remesas 596.8 millones de dólares; 56.4 millones de dólares más que en el mismo lapso de tiempo pero del año 2019.

En conjunto con los 32 millones de mexicanos para el cierre de este año, se espera que en números redondos en remesas, se superen los 40 mil millones de dólares que enviarán a México.

Con estos datos, que no puedo decir otra palabra más que extraordinarios, creo que dentro de las elecciones de noviembre próximo a realizarse en los Estados Unidos, para elegir Presidente, Vicepresidente, Cámara de Representantes, Senado y elecciones en 11 Estados de la Unión Americana, en números redondos podrían llegar a votar 15 millones de mexicanos y dentro de esa cifra incluimos a miles y miles de zacatecanos.

De igual forma es fundamental conocer la política migratoria tanto de Joe Biden como de Donald Trump, para saber el impacto en este tema. Biden ha propuesto, el reconocimiento de Estados Unidos como una nación de inmigrantes, busca poner fin a las redadas, la detención de los niños migrantes y la separación de las familias, y retomar el programa DACA, el cual consiste en detener la deportación de jóvenes migrantes que estudian y que llegaron antes de los 16 años, los conocidos como dreamers.

Por su parte, la política en materia migratoria de Donald Trump, se percibe que se endurecería, limitando la entrada de migrantes legales o ilegales, de solicitantes de asilo, continuar con la deportación de los dreamers, reforma el sistema legal migratorio, radicalizar las deportaciones y poner más trabas en el sistema financiero para el envío de remesas.   

Con un sistema electoral sui generis, al final, millones de votos de migrantes van a contar, pese a la pandemia en los Estados Unidos, y en ese tenor, es momento de que nuestros paisanos fortalezcan su voz, la defensa de sus derechos y los de sus familias migrantes, que hagan valer el creciente voto latino y con una más amplia organización de redes contribuyan a tomar la mejor decisión.

Nuestros paisanos zacatecanos han sido ejemplo a nivel mundial por su capacidad de organización, es ahora cuando esa organización también debe ser crucial para dar a conocer las políticas en materia migratoria de ambos candidatos. La elección del 3 de noviembre en Estados Unidos, sin duda tendrá efectos en nuestro país, en Zacatecas y en nuestra región. Pese al margen mayor que registra Biden, la moneda está en el aire.

*Director General del ISSSTEZAC

Fotos: Facebook