Firma Ulises Mejía Haro Convenio Con La Unidad De Economía Uaz Para El Desarrollo Profesional De Sus Estudiantes

 

 

Zacatecas, Zac.- Con el objetivo de crear y mantener vinculación con los sectores productivos, económicos, sociales y educativos, el Ayuntamiento de la Capital presidido por el alcalde Ulises Mejía Haro, firmó el convenio de colaboración con la Unidad Académica de Economía de la Universidad Autónoma de Zacatecas que dará a los alumnos de esta institución, terminada la pandemia ocasionada por COVID-19, la posibilidad de asistir a las distintas áreas municipales a realizar su servicio social y prácticas profesionales para poder retroalimentarse de las decisiones que se toman en la administración pública.

Fue en las instalaciones de la máxima casa de estudios donde el primer edil señaló que “todos quienes integran a la UAZ, han sido importantes aliados del Ayuntamiento de Zacatecas en beneficio de los jóvenes”, precisando que cuando el semáforo lo permita, ya estarán pactados estos convenios para dar inicio y que los estudiantes puedan involucrarse en la realidad de la administración pública para que puedan emprender, pues “en la mayoría de las empresas piden a los jóvenes experiencia y es incongruente, pues existen jóvenes con capacidad para ejercer esas capacidades y nosotros podemos abrir la oportunidad para que inicien esta trayectoria hacia el éxito” agregó.

Por su parte, Antonio Guzmán Fernández, rector de la UAZ indicó que este tipo de trabajos y convenios permitirán a los jóvenes desarrollarse de una mejor manera a través de la formación integral, por lo que agradeció la oportunidad y el espacio para que puedan contribuir a la sociedad a través de las distintas áreas del ayuntamiento.

 

Finalmente, el alcalde Ulises Mejía Haro destacó que aunque por ahora más de 40 mil estudiantes sé encuentran aislados, próximamente se podrán vincular y pasar de la teoría a la práctica al cumplir con sus 480 horas de prácticas, especialmente los más de 400 estudiantes de economía a quiénes hoy se les abren las puertas, con la convicción de que “la capacidad no se mide por la edad”.