Las pérdidas de las personas mayores

«La vida nunca se vuelve insoportable por las circunstancias, sino por falta de significados y propósitos».

-Viktor E. Frankl

Las personas mayores, son parte fundamental de la sociedad, ya que según informes de la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (ENADID) 2018, en el país residen:

  •  15.4 millones de personas de 60 años o más, de las cuales 1.7 millones viven solas.
  •  Cuatro de cada diez personas de 60 años o más que viven solas (41.4%) son económicamente activas.
  •  Siete de cada diez (69.4%) personas de edad que viven solas presentan algún tipo de discapacidad o limitación.

El 14 de diciembre de 1990 la Asamblea General de las Naciones Unidas designó el 1º de octubre como Día Internacional de las Personas de Edad (ONU, 1990).

Tomando en cuenta dicha información, podemos resumir que las personas mayores de 60 años pasan por diversos tipos de duelos, como son:

  • Duelo por separación: esto puede ser por abandono, divorcio o  pérdida de la pareja por alguna enfermedad.
  • Duelo por enfermedades: es el saber que tiene alguna enfermedad cercana al final de la vida. O alguna persona más allegada  a ellas detecta la enfermedad.
  • Duelo por pérdida de movimiento e imagen corporal: las personas comienzan a descubrir que no tienen las mismas habilidades.
  • Duelo por capacidad productiva: cuando llega el momento de jubilarse o renunciar al trabajo por falta de habilidades y torpeza en sus actividades.
  • Duelo por fallecimiento de hijos, amigos o familia cercanas.

Cada uno de estos duelos tiene repercusiones en su vida y no es fácil asimilar la realidad a la que se enfrentan y es más complicado cuando lo tiene que hacer solos. Llegar a  entender cómo es que estas circunstancias pueden ocasionar depresión, cambios alimenticios, cambios en el sueño o en las actividades diarias.

Cualquiera pensaría que después de una vida de trabajo constante, de levantarse temprano y el descanso o el poder tomar tiempo libre se puede asociar a emociones negativas o comportamientos destructivos, como el dejar de comer, pasar mayor parte del tiempo en la cama o dejar de hacer actividades físicas.

Una forma de ayudar a las personas mayores es escuchando, apoyando, siendo empáticos, tratándolos con dignidad y respeto, preguntando su opinión en todo lo que sea de interés de ellos, evitar ocultar la información y sobre todo, con paciencia y amor.

Si conoce a alguna persona mayor que pase por algún tipo de duelo y desea ayudar para comprender su proceso o ayudarlo a facilitar el transcurso del duelo.

En Grupo Terapéutico Carrillo pude encontrar la ayuda que necesita para transformar el duelo que vive la persona que amas y darle un nuevo significado a su vida, de manera gratuita.

Porque en Funeraria Carrillo te acompañamos de corazón.
Bibliografía:

  • https://www.inegi.org.mx/contenidos/saladeprensa/aproposito/2019/edad2019_Nal.pdf