Hechos Son Amores.

Hace algunos días platicando con una directora de primaria me comentaba sobre los esfuerzos extraordinarios necesarios que tenían que hacer para el regreso a clases semipresenciales,  a falta de recursos de todo tipo,  además de la ausencia de comprensión y diferentes criterios de algunos  padres  se hacía todavía más difícil esta enmienda; se negaba a reconocer que algunos padres  preferían la comodidad de la educación a distancia  que ha realizar los trabajos  necesarios para el regreso a las aulas, a pesar de lo anterior me explicaba como ella estaba buscando por todos medios  que el plantel no solo estuviera funcional sino que también se viera bonito, se realizó un pintado general de la escuela, se arreglaron  todas las plantas y las aéreas verdes, se retomo el proyecto de un jardín botánico y un ejemplo de plantas del desierto, también se retomaría el proyecto del domo en las canchas, cada docente se comprometió en arreglar  y hacer de su salón  un espacio didáctico adhoc al grado que atendería,  todo el personal estaba yendo por las tardes a apoyar en la rehabilitación de la infraestructura escolar, ya que en la mañana no hay tiempo por la atención que merecen los alumnos y cuando le pregunte ¿Cómo logro tanto resultado y suma de esfuerzos? Sin duda me respondió – comprendimos todos, que la escuela es también un refugio- existen alumnos con situaciones graves en sus casas, niños y niñas que llegan y se regresan solos de los cuales solo se conoció a la madre o tutor para su inscripción, a veces por que ambos padres trabajan, otros casos solo cuenta con la figura materna y un sinfín de situaciones particulares que viven los menores y da como resultado   que esa concepción de felicidad  la viven de manera intensa en la compañía de sus compañeros y amigos, que se sienten seguros en un aula, que juegan de manera libre en el recreo, educación física, a la llegada o salida de horario escolar.

Así como creer que la educación solo se da en la escuela es un pensamiento muy limitado, pensar que la escuela solo ofrece conocimientos también lo es, realizar todo el esfuerzo y los compromisos necesarios para que nuestros hijos regresen a las aulas será en beneficio total de ellos, de su sano desarrollo; se deben de atender todas las medidas sanitarias  preventivas pero que estas no sean limitativas y mucho menos se vuelvan una excusa para no volver a la escuela.

Víctor Manuel Silva Galaviz.

direccion@instituto3e.org