CRISIS PROFUNDA

RECREO

CRISIS PROFUNDA

Cuando el ocultamiento y minimización de los hechos delictuosos es insuficiente para contener la indignación social la impotencia de la autoridad puede inclinarse a la criminalización de la víctima como lo intentaron en el caso del abogado Raúl Calderón Samaniego. Lo han hecho infinidad de veces

La fabricación de culpables es otro producto perverso del fracaso. Los Zacatecanos tenemos que gritar a los cuatro vientos la urgencia de admitir que la crisis de seguridad es profunda, viene de lejos y llevara tiempo solucionarla

Nadie pide milagros, pero si compromiso

No caigamos una vez más en el error de conformarnos con que ruede la cabeza del secretario de seguridad pública, la crisis de seguridad no se remedia con “mejoralitos”, si no se emprende una reorganización total el deterioro continuará.

El gobierno de Zacatecas sirve de excusa a otros gobiernos debido a que su desorganización para brindar seguridad e investigar los hechos delictuosos ha sido denunciada por otros gobiernos, recordemos las duras palabras con las que reaccionó el gobierno de Guanajuato cuando desapareció un grupo de cazadores en la sierra de Morones originarios de la tierra de José Alfredo o los severos reclamos a las autoridades de nuestro estado que formulan distintas autoridades del vecino Jalisco a propósito de la desaparición de cuatro jóvenes en el trayecto de Jerez a Colotlán

El gobierno en Zacatecas es universo caótico, recientemente la instancia del gobierno del estado de la preservación de monumentos históricos y coloniales frenó temporalmente los trabajos en el Museo Manuel Felguérez que emprendió otra dependencia del mismo gobierno, la de Obras Públicas ¿Hacen falta más evidencias de lo desorganizado del gobierno? No podía ser de otro modo en un régimen local que desde hace décadas introduce la disfuncionalidad al privilegiar la incondicionalidad sobre otras consideraciones

DESORDEN PROGRAMADO

No se necesita mucha ciencia para saber que urge la contratación de muchos elementos policiacos y que deben existir controles sobre los cuerpos policiacos para evitar que sobre ellos se abra paso la cooptación de algunos de sus miembros por la delincuencia, que debiera crearse una academia de policía que ofrezca la capacitación permanente a los diversos agentes, un servicio profesional de carrera que estimule mística de servicio y un equipamiento adecuado a los requerimientos

¿Habrá archivos policiacos fácilmente consultables para nutrir investigaciones? ¿Habrá un mapa delictivo en permanente actualización? ¿Habrá analistas especializados en territorio nutriendo estrategias?  ¿Existe un aprovechamiento óptimo de la tecnología? Los frutos de varios años de instaladas cámaras de video vigilancia no apuntan en esa dirección

¿Cuál es la explicación de tantas insuficiencias? Creo que un estudio de la evolución del gasto en gobiernos del estado y municipios en los últimos veinte años  nos darían claridad respecto a cómo se han canalizado recursos a rubros menos prioritarios que la seguridad de los ciudadanos debido a que para un presidente municipal le resulta más cómodo dejar sin gasolina a las patrullas que privar a los regidores y funcionarios de su dotación correspondiente

En el discurso todos reconocemos que el más grande problema de los zacatecanos es el de la seguridad, pero eso no ha modificado la escala de prioridades a la hora de distribuir el gasto público, siguen sin tocarse los ingresos legales de una burocracia dorada y gastándose en muchos asuntos de importancia menor e inclusive superficiales. Mientras prefieran no incomodar a quienes defienden pequeñas parcelas de privilegio que ya sumadas alcanzan grandes dimensiones no habrá dinero canalizable en magnitud suficiente a la prioritaria tarea de cuidad a la gente de la delincuencia

El dinero no es todo, la abismal distancia que hay entre las poblaciones y la autoridad hace que no fluya la información para limpiar el territorio. La presencia de bandas armadas en comunidades rurales es secreto a voces, lo mismo que sus escondites en las sierras, la gente conoce más pronto que la autoridad los pormenores de los sucesos concretos

¿Cómo auxiliar a las autoridades locales, al ejército y Guardia Nacional,  con información fidedigna para la limpia del territorio?

DEJÉNSE AYUDAR

Si a lo largo de las carreteras y en sitios estratégicos de las ciudades, si en los edificios públicos estuvieran los números telefónicos para las denuncias anónimas, mucha de la información que circula de boca en boca en barrios y comunidades, en cafés y centros escolares, que conocen boleros y taxistas llegarían a los oídos pertinente sin necesidad de contar con ejército de informantes de insuficiente eficacia. Claro, lo primero que resalta en este tema es la urgencia de recuperar un vínculo de confianza entre la población y sus autoridades, empezando por garantizar cero riesgos para el que proporciones información valiosa para combatir la delincuencia

Desanima constatar la repetición de rutinas, además de pobremente ejecutadas

Nos encontramos el lunes en Recreo

@luismedinalizalde-luismedinalizalde@gmail.com