Conectividad condición del desarrollo

 1,638 total views

*Marco Vinicio Flores Guerrero

En la era de la comunicación y las tecnologías de la información la conectividad terrestre sigue siendo fundamental para el desarrollo, teniendo impacto no sólo a nivel país, sino también en los estados y en las regiones, tanto en el crecimiento económico como en la diversificación de las actividades productivas.

La conectividad ayuda de igual forma al mejoramiento de las condiciones sociales, al facilitar el acceso de las personas a los centros de salud, a las ecuelas, el desplazamiento de mano de obra, el acceso a servicios, lo que reviste la importancia en dos dimensiones fundamentales del desarrollo el economómico y el social.

El contar con vias terrestres modernas, funcionales y adecuadas para el intercambio de mercancia como el traslado de personas es considerado un valor estratégico, para la instalación de empresas y el intercambio de mercancias y con ello la generación de empleos, es en ese sentido, un detonante de lo local, por lo que debe ocupar de manera permanente un espacio en la agenda estratégica de la administración pública, ya sea nacional, estatal o municipal.

Mucho se ha señalado y se reconoce la privilegiada ubicación geográfica de nuestro estado, como punto de conexión del norte  – sur, este y oeste de nuestro país, no obstante el avance carretero, es necesario que se extienda a todos los municipios a traves de nodos troncales que permitan avanzar de manera sólida a las regiones.

Es ahora, en la actual Administración, que se da una evolución al sistema carretero troncal que atraviesa Zacatecas; es cierto que ya contamos con tramos que nos permiten transportar y movernos por vía terrestre más fluida y cómoda, pero que excluía muchos municipios que sin duda requieren de ese impulso en cuanto a movilidad y desarrollo.

En ese sentido, la apuesta por la infraestructura carretera siempre juega un papel fundamental. Hoy se tienen tres proyectos de vital importancia para el desarrollo local, que permitirá a muchos municipios entrar en una dinámica de crecimiento y desarrollo.

La carretera de Ojocaliente-Luis Moya que conecta hasta Cosío en el vecino estado de Aguascalientes que de manera común conocemos “vía libre”, se avanza para su conclusión a cuatro carriles, registra un avance de 39%, con una inversión de 435 millones de pesos; que contribuirá a el incremento en la seguridad vial, disminución de gastos de operación y tiempos de recorrido, además del beneficio económico y la generación de empleos que propicia este tipo de acciones en el estado.

Otra obra, recientemente anunciada es la ampliación también a 4 carriles el libramiento Fresnillo-Osiris-Cuauhtémoc, con la gestión del Gobernador Alejandro Tello y el respaldo de la Federación, con una inversión de 3 mil 826 millones de pesos, lo que permitirá una importante reactivación económica para Zacatecas.

Finalmente lo que llamo “La Cereza del Pastel” en cuanto a obras carreteras contempladas para nuestro Estado, es la continuación de la autopista Zacatecas-Guadalajara, que después de los 21.4 construidos entre Jerez y Tepetongo se reactiva con una longitud total de 205.1 kilómetro hasta la capital Tapatía, con una inversión de  global de 3,195 mdp.

Esta obra que abonará al desarrollo regional, al conectar a dos de las ciudades de mayor dinámica económica del país, Monterrey y Guadalajara en línea recta por Zacatecas, adicional permitirá conectar al puerto de Manzanillo con la aduana de Nuevo Laredo en menos de 13 horas y generando movimiento y desarrollo en los municipios del sur de Zacatecas.

Las vias terrestres es una manera de ordenar y organizar el territorio e impulsar una mejor calidad de vida al acercar servicios y contribuir a la inversión y el empleo, por ello la importancia de las gestiones realizadas, los caminos construyen la riqueza de una nación, señalara en su momento John F. Kennedy, y no podemos estar más de acuerdo con él, por los beneficios que la accesibilidad generará a través de estos tres proyectos.

*Director General del ISSSTEZAC